El barco humanitario «Ocean Viking», operado por la ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, rescató esta madrugada (21.12.2019) a 50 migrantes que viajaban hacinados en una barca de madera en la zona de salvamento de Malta. Este rescate se une al de ayer viernes, en el que 112 migrantes fueron salvados.

MSF informó en su cuenta de Twitter de que la última de estas dos recientes operaciones de rescate se produjo tras ocho horas de búsqueda. Finalmente, se localizó la barcaza en la que había 50 personas, entre ellas diez niños y un bebé. La barcaza se encontraba a la deriva y en condiciones meteorológicas adversas en la zona SAR (búsqueda y rescate, por sus siglas en inglés) de Malta.

El viernes también rescataron a 112 personas que se encontraban en un bote neumático desinflado a 34 millas náuticas de la costa de Libia. Entre ellos había 24 mujeres, tres de ellas embarazadas y 38 niños, el más pequeño de 3 meses, informaron las organizaciones en sus cuentas en Twitter. En estos momentos, solo el «Ocean Viking» se encuentra en el Mediterráneo central, mientras se espera la llegada en las próximas horas a la zona del barco de la ONG española Open Arms y del «Alan Kurdi», de la ONG alemana Sea Eye.

 

Fuente: dw.com