El Ministerio palestino de Asuntos Exteriores indicó que la demolición de las viviendas por Israel para expandir sus asentamientos ilegales en las tierras palestinas constituye “un crimen de guerra”, según CPI, además, “contradice la responsabilidad” de Israel para la vida de la seguridad de los palestinos.

El que ocupa un territorio, según el derecho internacional, “es responsable” de la vida y la seguridad de la gente que reside bajo la ocupación, e Israel no cumple de la obligación de la que “está bien consciente”, denunció la Cartera palestina en un comunicado recogido el domingo por la agencia local de noticias Safa.

Basándose en las cifras ofrecidas el sábado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), la Cancillería concretó que las autoridades israelíes han demolido e incautado en 2019, 617 estructuras palestinas en la Cisjordania ocupada y en Al-Quds (Jerusalén), y provocaron el desplazamiento de 898 palestinos.

De hecho, la tasa de la demolición de las casas palestinas ha incrementado en 2019, un 35 % en comparación en el año anterior, lamenta el Ministerio palestina en la nota, citando también a las cifras de la OCHA.

Las autoridades israelíes aseguran que destruyen las viviendas que carecen del permiso de construcción, sin embargo, según la publicación, ellos destruyen las casas que sí tienen la pertinente autorización.

Como ejemplo para apoyar el argumento, la Cancillería asegura que “todas las casas demolidas” en el barrio de Wadi Hummus (Sur Baher) en el este de la ocupada ciudad de Al-Quds contaban con el permiso de construcción del régimen de Tel Aviv.

Distintos testigos afirman que se les deja construir la casa a los palestinos, que se establezcan con su familia y posteriormente de madrugada con soldados, buldóceres y el equipo pesado se procede a su demolición.

Debido a la protección total del que goza y el hecho de que el rechazo internacional no va más allá de las palabras, Israel sigue expandiendo los asentamientos en los territorios ocupados palestinos.

Alrededor de 600 000 colonos israelíes viven en más de 230 asentamientos construidos en los territorios palestinos ocupados desde 1967 en Cisjordania, incluida Al-Quds, que Palestina afirma que no está a la venta.

 

Fuente: hispantv.com