El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, recibe este miércoles por la tarde al mandatario interino de Venezuela, Juan Guaidó, en la Casa Blanca. El ejecutivo estadounidense desplegó la guardia de honor -trato que se le da a los jefes de Estado- para la llegada del presidente interino, que arribó en una camioneta negra.

Luego de posar unos segundos ante la prensa que se encontraba presente en la explanada de la Casa Blanca, ambos entraron al edificio para comenzar su reunión bilateral. Horas antes ya se había reunido con el vicepresidente del país, Mike Pence.

La cita con Trump se produce luego de que anoche, durante el discurso anual ante el Congreso sobre el Estado de la Unión, el jefe de Estado norteamericano le diera un fuerte respaldo a Guaidó, a quien reconoció como el presidente “verdadero y legítimo de Venezuela”. Y además lo felicitó por su valentía y lucha a favor de la democracia en su país.

Aquí en esta noche hay un hombre muy valiente quien lleva consigo las esperanzas, los sueños y las aspiraciones de todos los venezolanos, aquí con nosotros está el verdadero y legítimo presidente de Venezuela, Juan Guaidó”, dijo Trump ante el aplauso de los asistentes en el Congreso.

Señor presidente, lleve este mensaje a su país. El pueblo estadounidense está unido al venezolano en su grandiosa lucha por la libertad”, agregó.

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos dijo que la “tiranía” del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela va a ser “aplastada”.

El dominio de la tiranía de Maduro va a ser aplastado y roto”, sostuvo Trump en el discurso al que invitó al líder del Parlamento de Venezuela, a quien Estados Unidos y más de medio centenar de países reconocen como presidente interino, por considerar que hubo irregularidades en las elecciones de 2018.

Estados Unidos está liderando una coalición de 59 naciones contra la dictadura de Nicolás Maduro“, enfatizó Trump; y añadió: “Maduro es un gobernante ilegítimo, un tirano que tortura su gente. Pero el control de Maduro sobre la tiranía se romperá y se romperá“.

Tras ser reelecto líder de la Asamblea Nacional el pasado 5 de enero, Guaidó desafió la prohibición de salir del país emitida por las autoridades leales a Maduro y, hace dos semanas, emprendió un periplo internacional que lo llevó a Colombia, Europa, Canadá y Estados Unidos en busca de apoyos para relanzar su ofensiva contra el “dictador”.

En un comunicado, la Casa Blanca afirmó que la visita “es una oportunidad para reafirmar el compromiso de los Estados Unidos con el pueblo de Venezuela y para discutir cómo podemos trabajar con el presidente Guaidó para acelerar una transición democrática que ponga fin a la crisis actual”.

 

Fuente: infobae.com