El Ministerio de Defensa ruso anunció que las baterías de defensa antiaérea en la base Hemeimem derribaron dos aviones no tripulados lanzados por organizaciones terroristas desde Idleb.

Esta información fue anunciada en un comunicado por el jefe del Centro de Coordinación de Rusia, el mayor general Yuri Borenkov.

Explicó que el sistema de defensa antiaérea Pantsir-S interceptó el primer dron proveniente del noreste a dos kilómetros de la base mientras el segundo objetivo fue alcanzado a 6 kilómetros de la base y provenía del noroeste.

No hubo daños materiales o lesiones a consecuencia de los dos ataques y la base de Hemeimem sigue operando con normalidad, afirmó.

 

Fuente: sana.sy