Las tropas gubernamentales sirias, que avanzan desde las afueras del sudoeste de Alepo, han ganado el control de una vasta sección de la carretera Hama-Alepo, el último tramo de la autopista estratégicamente importante Damasco-Alepo, que une el norte y el sur del país.

Según Al Mayadin, las unidades del Ejército sirio liberaron de los militantes los pueblos de Jirbat Yazrayah y Qanatir, en el sur de Alepo.

En la actualidad, las tropas gubernamentales se han acercado a la aldea de Al Qamariyah, desde donde se espera que lancen un ataque contra los militantes en el distrito Rashidin-4, en el suburbio oeste de la ciudad de Alepo.

Un desarrollo de importancia crítica en el área tuvo lugar el 8 de febrero, cuando dos formaciones separadas de las Fuerzas Armadas sirias, que avanzaban desde las provincias de Idleb y Alepo, se reunieron en el distrito de Tell Iss, en la carretera Alepo-Damasco. Como resultado de la operación, rodearon las restantes posiciones de los militantes en las cercanías de la autopista.

Como resultado de la operación en curso, las tropas gubernamentales esperan restablecer el control de toda la autopista Alepo-Damasco de 432 km, una ruta estratégicamente importante que une el norte y el sur del país.

La sección de la carretera Hama-Alepo, que une Damasco con las regiones industriales del norte y la capital económica del país, Alepo, había permanecido bajo el control de grupos terroristas desde 2014.

 

Fuente: almanar.com.lb