Entre el martes 11 y el miércoles 12 murieron 254 personas, el día más mortífero desde que inició el brote. Además, las autoridades en la provincia de Hubei empezaron a usar un nuevo método de diagnóstico que sugiere que la crisis puede ser mayor de lo que se ha reportado.

Hasta la medianoche del miércoles 12 de febrero, 1367 personas han muerto por el brote de coronavirus (Covid-19) en China, 254 más de las que se habían reportado el día anterior. La cifra sorprendió luego de que en la víspera se hubiese alcanzado el número más bajo de nuevos casos en las últimas dos semanas.

Aquel informe, publicado en la media noche entre el martes y el miércoles, impulsó los mercados en Asia. El yen japonés volvió a subir, así como lo hizo el oro y los bonos. Además, reforzó el pronóstico realizado por el alto consejero médico para la crisis en China, quien estima que la epidemia podría terminar en abril.

Pero un nuevo método de diagnóstico que se empezó a implementar el miércoles parece cambiar el panorama.

La provincia de Hubei cambia el método de diagnóstico 

Hasta el miércoles, la provincia de Hubei, donde comenzó el brote, había usado pruebas de ácido ribonucleico (ARN) para confirmar los casos de Covid-19. Cada muestra de este tipo contiene información genética que permite identificar organismos como los virus, pero tomaba varios días para ser procesada.

Según la comisión de salud de la provincia, ahora empezaron a usar escaneos de tomografía computarizada, que pueden revelar infecciones pulmonares para identificar casos del virus y aislar más rápidamente a las personas afectadas. De ahí que en la medianoche del miércoles se hayan reportado 14.840 casos nuevos de personas contagiadas, lo cual eleva el total de casos a más de 60.000.

Para Raina McIntyre, directora de investigación en bioseguridad en el Instituto Kirby de la Universidad de Nuevo Sur de Gales, la nueva forma de diagnóstico podría explicar el incremento de las cifras. “Presumiblemente, hay muertes que ocurrieron en personas que no habían obtenido un diagnóstico de laboratorio, pero sí les hicieron una tomografía computarizada”, dijo la investigadora a Reuters.

Por ahora, este método solo se está usando en la provincia de Hubei, según informaron las autoridades chinas. La televisión estatal informó, además, que el director del Partido Comunista en la provincia, Jiang Chaoliang, fue retirado del cargo de secretario del Comité Provincial de Hubei. La misma decisión también impactó al jefe del partido en Wuhan, Ma Guoqiang. Ambos fueron retirados señalados de no actuar adecuadamente frente a la crisis.

En reemplazo de Jiang fue nombrado el exalcalde de Shanghái Ying Yong, quien se comprometió a contener el brote en la provincia.

Los cruceros en la mira por el Covid-19

Entretanto, continúan en el este de asia las alertas alrededor del virus. En Japón, las autoridades informaron que se identificaron 44 nuevos casos en el crucero Diamond Princess, atracado desde finales de enero en el puerto de Yokohama. Con esto se elevan a 219 el número de casos del virus, de las 3.700 personas a bordo. Las autoridades anunciaron que acelerarían el desembarco de las personas mayores que no han dado positivo para el virus.

Este jueves el ministro de salud japonés Katsunobu Kato confirmó la primera muerte por el virus en el país. La víctima era una mujer en sus ochentas, residente de la prefectura de Kanagawa, limítrofe con Tokyo. El ministro no ofeció más detalles sobre el caso.

Más al sur, finalmente llegó a puerto el crucero estadounidense MS Westerdam. El buque atracó en Camboya luego de haber sido rechazado previamente en Guam, Japón, Filipinas, Taiwán y Tailandia. Las autoridades de esos países prohibieron el desembarco de los 1.455 pasajeros y los 802 miembros de la tripulación porque temían que hubiese personas contagiadas, a pesar de que ninguna había dado positivo.

Las voces autorizadas en China dicen que están probando dos medicamentos antivirales, pero el resultado de algunas pruebas clínicas podría tomar algunas semanas. Además, los científicos dicen que el desarrollo de una vacuna podría tomar hasta 18 meses.

El director general de la Organización Mundial de la Salud OMS se pronunció este jueves sobre la línea de acción frente al virus:

“Convenimos con expertos y con los financiadores en investigación y diagnóstico en la OMS para establecer prioridades para detener el brote de #COVID19, incluidas:

-cómo aplicar los diagnósticos

-las mejores aproximaciones para prevenir las infecciones

-potenciales terapias que ya se puedan usar

-candidatas a vacunas ya existentes

-cómo abordar la infodemia (la abundancia y despliegue de información)”

La OMS dijo el miércoles que el número de infecciones en China se ha estabilizado, pero que era muy pronto para decir que la epidemia está creciendo más lentamente.

 

Por César Rojas Angel

Fuente: france24.com