Quien gobernara el país durante 30 años y fuera derrocado durante la Primavera Árabe, se encontraba en cuidados intensivos después de una operación. Llegó a ser condenado a cadena perpetua por la muerte de manifestantes durante las protestas de 2011 pero finalmente fue exculpado.

Una de las figuras clave de la Primavera Árabe murió este martes 25 de febrero. Hosni Mubarak, quien gobernó Egipto durante 30 años con mano dura contra los islamistas, falleció después de un mes en cuidados intensivos como consecuencia de una operación. El anuncio lo hizo la cadena de televisión estatal de Egipto.

Tenía 91 años y se encontraba en libertad desde 2017 pese a que llegó a ser condenado a cadena perpetua por la muerte de manifestantes y también por cargos de corrupción.

Fue el primer mandatario derrocado en la Primavera Árabe en llegar a prisión. En 2012 se lo condenó a él y a su antiguo jefe de seguridad por no haber prevenido la muerte de unos 900 manifestantes en 2011, en medio de las movilizaciones en el mundo árabe.

Su puesta en libertad en 2017, después de que se lo exculpara de su participación en las muertes durante las marchas, llevó a miles de personas a las calles de Egipto a expresar su rechazo por la decisión de la máxima instancia judicial del país.

 

Fuente: france24.com