El nuevo Coronavirus SARS-CoV-2 es un desafío global que requiere que todos actúen de manera responsable. Cada ciudadano, pero también empresas, instituciones y organizaciones pueden tomar medidas para protegerse contra el virus y estar preparados frente a una pandemia.

Los preparativos para una pandemia se concentran en tres objetivos:

  • reducir al máximo los contagios (que llegue a infectarse la menor cantidad posible de personas);
  • abastecer los hogares privados con suministros vitales para casos de emergencias;
  • y prevenir o reducir al máximo las perturbaciones y restricciones sociales.

¿Qué medidas específicas nos protegen, a nosotros y a otros ciudadanos comunes, de una infección respiratoria aguda transmitida por vía aérea?

  • Mantenga distancia de los enfermos (de uno a dos metros).
  • Lávese las manos regular y meticulosamente (al menos 20 segundos, con jabón y hasta la muñeca).
  • Evite los apretones de manos y los abrazos.
  • Desarrolle reflejos de autoprotección: presione los botones del elevador con los nudillos, en lugar de con la yema del dedo.
  • Evite lugares y eventos muy frecuentados. Establezca prioridades.
  • Toque menos su propia cara, o las de familiares y amigos.
  • Evite, especialmente, tocar(se) con los dedos las membranas mucosas de la boca, los ojos y la nariz.
  • Póngase guantes si es necesario. Lávelos o cámbielos diariamente.
  • Estornude cubriéndose la boca con su brazo, en vez de estornudar sobre sus manos.
  • Deseche rápidamente los pañuelos usados ​​.
  • Las máscaras respiratorias ofrecen poca protección a las personas sanas. Se humedecen con la respiración y pierden la barrera de protección en apenas 20 minutos, así que deben reservarse para el personal médico.

¿Ayuda esto a romper la cadena de infección?

Los coronavirus se transmiten por vía aérea (infección por gotitas). El virus se multiplica en la garganta. Y, a partir de ahí, los agentes patógenos pueden liberarse del cuerpo más rápido que desde los pulmones; por ejemplo, al estornudar, toser o sonarse la nariz. De esta manera, el SARS-CoV-2 puede volver a las superficies y, a través de las manos, infectar a otros por contacto directo o indirecto (o sea, de enfermos o de objetos contaminados por ellos) con sus membranas mucosas.

¿Qué otras medidas podría tomar, cada uno de nosotros, para el caso en que se desate realmente una pandemia?

En el caso de una ola de transmisión intensa, lo más probable es que haya restricciones y cuellos de botella en el suministro. Prepárese para poder quedarse en casa durante varias semanas si es necesario.

  • Tenga listos medicamentos recetados importantes (si es necesario) por un mes.
  • Cree una reserva razonable de alimentos no perecederos.
  • Piense a tiempo en cómo proteger a amigos y familiares: especialmente, las personas mayores y enfermas, con sistemas inmunológicos debilitados necesitan su ayuda.
  • Organice a tiempo las posibilidades de  asistir a niños y otros familiares enfermos sin contagiarse.

¿Cómo puedo ayudar a la comunidad?

Mientras más personas se preocupan por prepararse, más aumenta la sensación de compañerismo. ¡Contribuya a organizar la ayuda comunitaria!

Tras sobrevivir a la enfermedad de COVID-19, es usted inmune al patógeno: el SARS-CoV-2. Por lo tanto, puede abandonar su vivienda y ofrecerse voluntariamente, por ejemplo, para hacerse cargo de las compras y recados de otros.

¿Qué pueden hacer los empleadores?

  • Pueden desarrollar oportunidades para el teletrabajo o trabajo desde casa. En particular, los empleados enfermos o vulnerables deben quedarse a trabajar desde casa, siempre que sea posible.
  • Los empleados con síntomas agudos de una enfermedad respiratoria (por ejemplo, tos o falta de aire), o los que se enfermen durante el día, deben ser separados de otros empleados de inmediato y enviados a casa.
  • Las empresas deben proporcionar aire fresco en los lugares de trabajo y en las salas de socialización (reemplazar los filtros en los sistemas de ventilación, por ejemplo).
  • Deben proporcionar suministros para la higiene de manos, como jabón y toallas de papel, además de toallitas y aerosoles para limpiar el teclado.
  • Deben garantizar la limpieza regular de las superficies y el área de trabajo en general.
  • Los empleados que están bien pero que tienen un familiar enfermo con COVID-19 en casa deben notificar a su jefe.
  • Los supervisores deben identificar posiciones particularmente relevantes en los procesos de trabajo y proporcionar sustitutos. La ausencia de una persona no pondrá en peligro ni perjudicará así la funcionalidad de toda la organización.

¿Qué pasa con los viajes de negocios y otros viajes?

  • Los empleadores y los trabajadores deben estudiar las últimas pautas y recomendaciones para cada destino de viaje.
  • Las empresas deben aconsejar a sus empleados que se examinen para detectar síntomas de enfermedad respiratoria aguda antes de salir y quedarse en casa en caso de enfermedad.
  • Quien se enferme durante un viaje, debe informar inmediatamente a su supervisor.

 

Fuente: dw.com