La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó este viernes el riesgo de expansión global del coronavirus de “alto” a “muy alto” tras detectarse el primer caso en el África Subsahariana, la última región del planeta donde por ahora no se habían registrado contagios.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo este anuncio tras confirmar que fuera de China se detectaron hasta ahora 4.351 casos en 48 países, con primeros reportes positivos en México, Nigeria, Nueva Zelanda, Dinamarca, Estonia, Lituania y Países Bajos, entre otros, en las últimas 24 horas.

El riesgo “muy alto” solo había sido establecido hasta ahora en China, donde en los últimos tres días se diagnosticaron menos casos nuevos que en el resto del mundo.

Tedros indicó que, en las últimas 24 horas, China reportó 329 nuevos afectados, el número más bajo en más de un mes, pero “el continuo incremento de países afectados en los últimos días es una obvia preocupación”, que llevó a los epidemiólogos de la OMS a aumentar los niveles de riesgo.

En particular, preocupa a la OMS la expansión del Coronavirus en Italia que, según señaló Tedros, llegó a 24 casos en 14 países (entre ellos España y México, donde hoy se registró el primer caso) y en Irán, con 97 casos exportados a 11 países. “Muchos pueden aún relacionarse con contactos con estos focos de epidemia, y por ahora no hay evidencia de que el virus se esté extendiendo libremente en comunidades”, aseguró el director general, según la agencia EFE.

El médico etíope insistió en que “todavía hay oportunidad de contener el virus si se toman acciones enérgicas para detectar los contagios con rapidez, los pacientes son aislados y tratados y sus contactos son monitoreados”.

Tedros recordó que se están desarrollando más de 20 vacunas contra el Covid-19 a nivel global, que continúan los tests clínicos de terapias contra la enfermedad, y se esperan los primeros resultados en “pocas semanas”.

Preguntados en la rueda de prensa si con los nuevos casos se puede considerar que el coronavirus es una pandemia, los responsables de la OMS insistieron en que ese es un término “coloquial” que prefieren no usar, ya que implicaría “aceptar que cualquier ser humano está expuesto al virus”, dijo el director ejecutivo para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

Ryan admitió que si la OMS utilizara los sistemas de medición de la década pasada, en la que sí declaró la gripe A de 2009 una pandemia, también nos encontraríamos actualmente con una, pero subrayó que en estos momentos lo importante es centrarse en prevenir nuevos contagios, no solo en curar los que haya.

“Aceptar que la vía de la mitigación, en lugar de la contención, es la única salida, es admitir que el virus no puede ser detenido, pero vemos que sí puede ser reducido si se toman las medidas necesarias”, señaló Ryan, poniendo el ejemplo de China.

Sin embargo, hace solo tres días el director general de la OMS ya había lanzado una seria advertencia sobre el avance del brote: “El mundo debe prepararse para una potencial pandemia”. En ese momento, Tedros calificó como “muy preocupante” el aumento de casos en países como Italia, Corea del Sur e Irán y pidió “concentrarse en la contención” de la enfermedad.

 

Fuente: tn.com.ar