Andrew Cuomo, gobernador del estado estadounidense de Nueva York, ha declarado este sábado el estado de emergencia por la epidemia de coronavirus, tras anunciar que los casos confirmados ya son 76, frente a los 44 de la jornada anterior.

Hasta la fecha, hay 11 casos confirmados en la ciudad de Nueva York, 57 en el condado de Westchester, dos en el condado de Rockland, cuatro en el condado de Nassau y otros dos en el condado de Saratoga, detalló Cuomo. Diez de los 76 infectados se encuentran actualmente hospitalizados, precisó el gobernador.

La gran mayoría de los infectados están vinculados a un abogado de Westchester de 50 años que había sido hospitalizado con la enfermedad.

Al mismo tiempo, Cuomo hizo un llamamiento a la calma y alentó a los neoyorquinos a no caer presa del pánico, ya que -explicó- alrededor del 80 % de los casos se “resolverán por sí solos”, mientras que solo alrededor del 20 % de los infectados requieren hospitalización.

En este sentido, minimizó la importancia del aumento en los casos, señalando que es exactamente lo que debe esperarse, dado que se han realizado más pruebas a personas que han estado en contacto con pacientes infectados.

“Estamos realizando pruebas agresivas, especialmente entre poblaciones sospechosas”, detalló el gobernador, precisando que la identificación de más casos no deja de ser una “buena noticia”, porque “podemos ponerlos en aislamiento”. En definitiva, Cuomo describió el riesgo general para la salud de los neoyorquinos como “bajo”.

 

Fuente: rt.com