Turkmenistán tiene las cuartas reservas de gas del mundo… sin embargo, sus ciudadanos son extremadamente pobres ¿Por qué? La razón es simple: este país sufre de una de las dictaduras más salvajes (y locas) de la historia. El presidente Turkomano, Gurbanguly Berdimuhamedow es la versión más excéntrica de Kim Jong-un. Por ejemplo, le gusta tocar sus propias canciones y obligar a sus ciudadanos a escucharlas y bailarlas. Su precedesor, Turkmenbashi, era aún peor. Construyó una estatua de oro de sí mismo en mitad de la capital del país, Ashgabat. Con semejante gobierno, a nadie le debería sorprender que Turkmenistán haya sido el escenario de la catástrofe ecológica más estúpida de la historia… y que ningún inversor quiera poner dinero en el sector gasístico del país, por prometedor que pueda parecer a simple vista. Pero ¿Cómo viven los turkomanos? ¿Por qué decimos que Turkmenistán es la dictadura más extravagante del planeta? En este vídeo te lo contamos.

 

*Guión escrito por Javier Angulo *Agradecimiento especial a Alvinsch por su aparición estelar. Podéis visitar su canal en este link: https://www.youtube.com/channel/UCqDk…

¡Apóyanos en Patreon!: https://www.patreon.com/VisualPolitik

 

Source: VisualPolitik