Coronavirus: ya hay más de 5.000 muertos y 5 países de África anunciaron sus primeros contagios

La pandemia del nuevo coronavirus provocó la muerte de 5.043 personas en el mundo y más de 135 mil contagiados, la mayoría en China continental, mientras que cinco países africanos anunciaron sus primeros casos.

Según datos oficiales difundidos este viernes, en China continental fallecieron 3.176 personas; en Italia los muertos llegan a 1.016 y en Irán suman 514. Son los tres países más afectados por la COVID-19. En total, desde que brotó el virus a finales de diciembre, más de 135.000 personas se contaminaron en 126 países y territorios.

En tanto, los gobiernos de Etiopía, Guinea, Kenia, Gabón y Ghana anunciaron en las últimas horas los primeros casos del nuevo coronavirus en sus territorios, aumentando así la lista de países de África afectados por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido ya como pandemia.

En Gabón, el ministro de Comunicación y portavoz del Gobierno, Edgar Anicet Mboumbou Miyakou, realizó el anuncio en una rueda de prensa, recogida por la cadena de televisión Gabon24, y posteriormente especificó mediante su cuenta de Twitter que el afectado, un gabonés de 27 años que había viajado a Francia, “se recupera lentamente“.

Por su parte, el ministro de Salud ghanés, Kwaku Agyeman-Manu, precisó que son dos los casos de coronavirus registrados en el país africano, correspondientes a dos ciudadanos que regresaron al territorio desde Noruega y desde Turquía.

Asimismo, Agyeman-Manu explicó que los dos pacientes fueron puestos en cuarentena y ya se han iniciado las labores para identificar a las personas con las que han tenido contacto directo, según ha informado el diario local ‘Daily Graphic’.

Por su parte, el ministro de Sanidad de Kenia, Mutahi Kagwe, confirmó la presencia del virus en una mujer que había llegado al país procedente de Estados Unidos, con escala en Londres. Esta primera enferma está ingresada estable en un hospital de Nairobi.

Como media preventiva, el Gobierno de Kenia recomendó que se suspendan todos los viajes al exterior salvo que sean necesarios. Además, también ha prohibido los grandes eventos para evitar aglomeraciones, según el periódico ‘Daily Nation’.

También hay ya un primer caso confirmado en Guinea. Según fuentes del Ministerio de Salud citadas por el portal Guineematin.com, se trata de una ciudadana belga que regresó hace unos días al país africano y que se encuentra ingresada en el Centro de Tratamiento Epidemiológico de Nongo, en Conakry, la capital.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Etiopía ha informado del primer caso en el país del Cuerno de África, un ciudadano japonés de 49 años que llegó el pasado 4 de marzo, según la cadena oficial FANA.

Con estos cinco nuevos países afectados, son ya casi una quincena los estados de África que tienen casos de coronavirus, siendo Egipto el más golpeado.

 

Fuente: clarin.com

 

Coronavirus: ya hay más de 5 mil muertos en todo el mundo

La pandemia del nuevo coronavirus ha provocado la muerte de 5.043 personas en el mundo, la mayoría en China continental, según un balance de la agencia de noticias AFP elaborado gracias a fuentes oficiales este viernes a las 11:00 GMT.

En China continental fallecieron 3.176 personas, en Italia los muertos llegan a 1.016 y en Irán suman 514. Son los tres países más afectados por la COVID-19. En total, desde que brotó el virus a finales de diciembre, más de 134.300 personas se han contaminado en 121 países y territorios.

El coronavirus continúa expandiéndose, con nuevos casos de contagios y víctimas fatales en Asia, Europa, Estados Unidos y pacientes confirmados en América Latina. Los gobiernos empezaron a tomar medidas más drásticas para frenar el avance de la cepa, que aunque no tiene una alta tasa de mortalidad, presenta dificultades para una temprana detección que ayude a frenar la propagación. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha declarado como una pandemia.

Este viernes, España elevó a 90 la cifra de muertos y a 3.864 la de contagiados. La situación es especialmente alarmante en Madrid, donde ya hay casi 2.000 personas infectadas y 40 decesos, y en el País Vasco, que declaró la “emergencia sanitaria” tras la confirmación de 346 casos y nueve muertos.

En Estados Unidos, ascendió a 1.701 casos el número de infectados. Al menos 40 personas murieron y 12 se recuperaron. Además, seis estados anunciaron el cierre de las escuelas a partir del lunes y por dos semanas: Ohio, Michigan, Oregon, Maryland, Kentucky y Nuevo México.

La Bolsa de Tokio cerró este viernes con un desplome del 6,08% del Nikkei, su principal indicador, en otra jornada marcada por la alta volatilidad y el nerviosismo por el impacto del nuevo coronavirus, en la que el índice llegó a perder más del 10 por ciento.

No obstante, las principales cotizaciones europeas abrieron con alzas en las primeras horas del día, aunque, por el momento, sin poder revertir las fuertes caídas del jueves, alimentadas por los mayores temores de una recesión mundial debido a la pandemia. A poco más de tres horas de la apertura, Londres sube un 6,81%, Frankfurt gana 5,38%, París sube 6,57% y Milán se recupera 14,39 por ciento.

En Estados Unidos, los mercados de futuros también muestran una suave recuperación. El índice S&P 500 cotiza 3,6% arriba; el Dow Jones, 3,53%; y el Nasdaq, 3,85 por ciento.

 

El coronavirus cambia las reglas de juego en la contienda por la Casa Blanca

En una alocución a la nación por cadena nacional, el presidente Donald Trump se refirió al plan de Estados Unidos para enfrentar el coronavirus.

Esta respuesta está siendo comandada por el propio yerno del mandatario, Jared Kushner. La primera decisión anunciada, y la más comentada, es la suspensión de viajes desde Europa. A partir de la medianoche del viernes, Estados Unidos no recibirá más viajeros provenientes de Europa, a excepción de algunas personas que pasen un control especial y que vengan desde el Reino Unido. Pero la medida va aún más allá y suspende también por 30 días los vuelos de carga desde Europa, lo que generaría un gran impacto en la economía americana.

Trump indicó también que le pedirá al Congreso que apruebe una serie de incentivos económicos que inyectarían 200 mil millones de dólares en la economía estadounidense para poder ofrecer ayuda a aquellos que no puedan trabajar por el coronavirus y préstamos a bajo interés para los comercios afectados.

Pero no nos podemos olvidar que todo esto ocurre en un año electoral. ¿Cómo afectan las medidas anunciadas por Trump la contienda por la Casa Blanca?

Economía

La suspensión de viajes desde Europa, sumada a que no estarían entrando productos desde el viejo continente a los Estados Unidos, más la parálisis local por la suspensión de eventos masivos y porque la gente no está saliendo de sus casas como lo hacía normalmente, tienen como resultado obvio un impacto en la economía.

El presidente lo sabe y por eso quiere inyectar dinero en la economía local. Pese a que Trump dijo que no estamos ante una crisis financiera, sino un malestar temporal, todo indica que la situación puede ser grave. Desde una perspectiva electoral esto es vital para la estrategia de reelección de Donald Trump. Su campaña está basada en destacar los logros económicos de los últimos tres años. Si de aquí a noviembre la crisis escala y la economía se ve severamente afectada, esto pudiera ser un punto de quiebre para la contienda electoral, sobretodo considerando que según las más recientes encuestas de Gallup la economía sigue siendo el tema que más motiva a salir a votar.

El otro aspecto a verse impactado es el que tiene que ver con la recaudación de fondos de las campañas políticas. Si las cosas se complican, las donaciones disminuyen. Sin ir más lejos, Joe Biden suspendió todos los eventos masivos de su campaña de aquí al viernes. Entre las suspensiones quedaron sin efecto dos eventos de recaudación de fondos de gran escala en Illinois que hubieran representado más de 10 millones de dólares para su campaña (considerando solamente el valor de las entradas).

Relaciones Exteriores

La política exterior es otro tema de gran relevancia en la contienda electoral. El tono confrontativo de Donald Trump suele ser amado u odiado, pero jamás pasa inadvertido. Al referirse al coronavirus, Trump criticó duramente las políticas tomadas por la Unión Europea en las últimas semanas y habló del virus como un “mal extranjero”. Esto va a traer cola. No sería raro ver a los demócratas en las próximas horas criticando duramente al presidente y haciendo de esto un tema de campaña.

Relaciones bipartidistas

La administración Trump se caracterizó por tener relaciones muy tensas con los demócratas, sobretodo en el Congreso. Tal como estaba planteada la campaña de aquí a noviembre íbamos a ver una gran grieta en Washington. Pero con el coronavirus, las cosas deberían cambiar. El presidente ya le pidió al Congreso que actúe de manera bipartidista para aprobar el plan de estímulo económico. Ahora los demócratas comandados por Nancy Pelosi en la Cámara de Representantes tienen una gran decisión sobre sus hombros. Al estar hablando de vidas humanas en juego, una mala decisión puede ser fatal para cualquiera de los dos partidos.

Campaña demócrata

Joe Biden y Bernie Sanders están en pleno período de primarias. Con menos de una semana por delante para enfrentarse en cuatro estados clave (Florida, Arizona, Ohio e Illinois), ambos candidatos suspendieron los encuentros masivos y se están dedicando a hacer eventos virtuales. Por el momento, las campañas sólo hablan de suspensiones hasta el viernes, pero todo indicaría que la situación pudiera extenderse.

El domingo habrá un debate televisado. Usualmente los debates llevan público en vivo. En este caso solamente habrá miembros de ambas campañas y un grupo reducido de periodistas.

Fuente: infobae.com