Los ciudadanos argentinos cada vez más pobres mientras los políticos se enriquecen a costa del esfuerzo ajeno.

Un cacerolazo masivo, convocado por las redes bajo la consigna #RuidazoNacional, se sintió con fuerza la noche del lunes en distintos barrios porteños y en la provincia de Córdoba. Fue para reclamar que los políticos se reduzcan sus sueldos, en medio de la crisis económica que se agravó por el coronavirus ​y la cuarentena declarada por el gobierno de Alberto Fernández para evitar los contagios.

La manifestación tuvo una convocatoria -como es usual en estos casos- por medio de WhatsApp, Twitter, Facebook e Instagram, y rápidamente recibió una fuerte adhesión.

“Que los políticos se bajen sus sueldos a la mitad. Ahorremos US$ 6.000 Millones para luchar contra el Coronavirus”, invitaba la convocatoria viral.

De acuerdo a un primer relevamiento, el cacerolazo tuvo una alta convocatoria en los barrios de Barracas, Belgrano, Núñez, Saavedra, Villa Devoto, Villa Pueyrredón, Palermo y Caballito. También en la zona céntrica de Córdoba capital.

La movida se sumó a la ya habitual de los aplausos para médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud que se realiza todos los días a las 21. De hecho, para diferenciarse la que apuntó contra la clase política se demoró hasta las 21.30.

El pedido sonó fuerte, ya que el tema de los sueldos de la clase política y del Poder Judicial es algo instalado en la agenda social desde que se implementó el impuesto a la compra de dólares o “dolar solidario”.

Además, tras la medida que se anunció en Uruguay todo tomó más fuerza en cierto sector de la sociedad que vio las palabras del presidente Alberto Fernández hacia los empresarios (“Muchachos, les tocó la hora de ganar menos”) como el pie perfecto para reclamar un gesto del lado de la clase política.

Luis Lacalle Pou anunció hace días un nuevo paquete de medidas económicas en Uruguay para hacer frente a los efectos colaterales de la pandemia que incluía un recorte para todos los sueldos y pensiones públicas superiores a los 80.000 dólares anuales netos.

“Los más vulnerables van a ser los más privilegiados, o mejor dicho, los más atendidos”, argumentó Lacalle Pou, que desde el inicio de la pandemia aprobó un paquete de medidas valorado en 300 millones de dólares, equivalente al 0,7% del PBI uruguayo.

En Argentina se confirmaron este lunes 146 nuevos casos de coronavirus​. Con la actualización oficial, suman 966 los contagiados y ya son 24 muertos los muertos desde que el COVID-19 llegó al país.

 

Fuente: clarin.com