El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, advirtió este martes que el mundo enfrenta su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial. Las declaraciones las hizo este martes en el marco del informe sobre el impacto socioeconómico de la pandemia a nivel global.

El alto funcionario señaló que el brote del nuevo coronavirus traerá una recesión “que probablemente no tenga paralelo en el pasado reciente”. Además, explicó que el impacto económico de la enfermedad puede contribuir a “una mayor inestabilidad, mayor descontento y un mayor conflicto”.

Bajo este escenario, Guterres hizo un llamado a los líderes internacionales para responder de manera más fuerte y efectiva ante la crisis. “Estamos lejos de tener un paquete global para ayudar al mundo en desarrollo a crear las condiciones para suprimir la enfermedad y abordar las dramáticas consecuencias en sus poblaciones”, agregó.

“Crisis humanitaria”

Asimismo, el representante de la ONU mencionó que muchos trabajadores han perdido sus empleos, que las pequeñas empresas corren el riesgo de desaparecer y que las personas que viven de la economía informal ahora “no tienen oportunidad de sobrevivir”.

Guterres se refirió a los efectos de la pandemia como una “crisis humanitaria” e instó a los países a olvidarse de “los juegos políticos” para contrarrestarla.

“Enfrentamos una crisis de salud global como ninguna en los 75 años de historia de las Naciones Unidas, una que está matando gente, extendiendo el sufrimiento humano y cambiando la vida de las personas”, dijo al presentar el informe.

Cifras

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que en 2020 se perderán entre 5 millones y 25 millones de empleos.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) prevé una caída del 30 % al 40 % en los flujos mundiales de inversión extranjera directa este año.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha reevaluado la perspectiva de crecimiento para 2020 y 2021, declarando que hemos entrado en una recesión tan mala o peor que la de 2009.

 

Fuente: rt.com