“Ahora estamos trabajando con 3M para ver si todo esto funciona o no, pero queremos que ayuden a nuestro país y creo que va a estar bien”, declaró este sábado Donald Trump en una rueda de prensa. El viernes, la Casa Blanca exigió a la empresa 3M que dejara de exportar sus mascarillas N95 a Canadá y América Latina para poder abastecer ante todo al propio EE.UU.

“Necesitamos las mascarillas. No queremos que otra gente las reciba”, afirmó el mandatario, quien ha vaticinado que el coronavirus provocará “mucha muerte” en su país durante las próximas semanas. “Si la gente no nos da lo que necesitamos para nuestro pueblo, vamos a ser muy duros, y hemos sido muy duros”, aseveró Trump.

Por su parte, 3M sostuvo que el cese de las exportaciones de las tapabocas N95 para los trabajadores de salud en Canadá y América Latina va a conllevar “implicaciones humanitarias significantes“, dado que la empresa es un proveedor de mascarillas crítico en estas regiones.

Al día de hoy, EE.UU. registra 308.850 casos de infección por SARS-CoV-2, según datos del Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins. De estos, 8.407 infectados han muerto y 14.652 se han recuperado.

 

Fuente: rt.com