El 20 de abril, para las 10.25 GMT el precio del mes de mayo de WTI se desplomaba un 26,22%, hasta llegar a costar 13,48 dólares por barril.

Según publica Financial Times, el precio del barril de petróleo estadounidense ha caído por debajo de los 15 dólares por primera vez desde el año 1999. La actual recesión está relacionada con la supuesta falta de espacio en las instalaciones de almacenamiento de petróleo.

A su vez, el petróleo Brent cayó por debajo de los 28 dólares por barril registrado en la bolsa ICE de Londres augurando unos precios para el mes de junio de 26,54 dólares por barril.

El 13 de abril, los precios del petróleo empezaban a subir luego de que los países de la OPEP+ celebraran el acuerdo en la reducción de la producción de petróleo. En ese entonces, el valor de los futuros precios del WTI auguraba llegar a 24,37 dólares por barril, mientras que los precios para el Brent pronosticaban un precio de -33,22 dólares por barril.

Sin embargo, las inestabilidad de los precios del petróleo continúa en una tendencia de bajada debido a la propagación del COVID-19 por el mundo.

El 15 de abril, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha pronosticado una caída récord de la demanda global de petróleo, en 9,3 millones de barriles diarios, en 2020.

 

Por Vitaly Podvitski

Fuente: sputniknews.com