La cadena de televisión brasileña TV Globo mostró evidencia referente a las acusaciones que el ex ministro de Justicia, Sergio Moro, lanzó contra el presidente, Jair Bolsonaro. Se trata de unos mensajes de texto que demuestran cómo el mandatario intentó presionar a la Justicia del país.

Sergio Moro acusó al presidente de interferir políticamente en el trabajo de la Policía Federal y de haber despedido a su director general Maurício Valeixo, un hombre de confianza designado por Moro para el cargo. Esto se debió a que el presidente quería obtener acceso a la información confidencial sobre el curso de las investigaciones policiales e inteligencia, a pesar de la negativa del ministro.

Moro señaló, además, que el presidente venía insistiendo en interferir en las superintendencias de la Policía Federal en Río de Janeiro (sureste) y Pernambuco (noreste), “sin que se me presentara una razón”.

El propio Bolsonaro, por su parte, convocó una conferencia de prensa para defenderse de las acusaciones de su antiguo aliado, negando cualquier intento de interferir en el trabajo de la Policía Federal como institución. Sin embargo, cuando los periodistas del Jornal Nacional, emitido en TV Globo, le preguntaron a Moro si tenía evidencia de los cargos contra el jefe de Estado, el ex ministro presentó imágenes de sus intercambios de mensajes entre él y el mandatario.

En uno de los diálogos mostrados, el contacto que el ex ministro tiene grabado como presidente, envía un enlace a un artículo sobre una investigación realizada por la Policía Federal contra diputados bolsonaristas acompañado de la frase “otra razón para cambiarlo”, posiblemente refiriéndose al despido del director policial Valeixo.

En otras tomas se revela un diálogo en el que la diputada federal Carla Zambelli intentaba convencer a Sergio Moro de despedir a Mauricio Valeixo a cambio de un futuro puesto en el Tribunal Federal Supremo, cuyo nombramiento es hecho por el presidente. Aunque Bolsonaro había acusado a Moro de pedir una vacante en la Corte Suprema para aceptar el cambio en la Policía Federal, en la conversación presentada, el entonces ministro rechaza la propuesta, diciendo que no está a la venta.

Anteriormente, las controvertidas acusaciones hechas por Sergio Moro llevaron al fiscal general de Brasil, Augusto Aras, a solicitar al Tribunal Federal Supremo que abriera una causa para investigar el comportamiento del presidente Bolsonaro y los posibles crímenes que pudo haber cometido.

 

Fuente: sputniknews.com