Varios miles de israelíes se manifestaron el sábado (25.04.2020) en contra del acuerdo de unidad del gobierno alcanzado la semana pasada, que deja al primer ministro Benjamín Netanyahu en el poder mientras se prepara para encarar un juicio por cargos de corrupción.

La protesta de las “Banderas Negras” llenó la plaza Rabin, en el centro de Tel Aviv, aunque  los manifestantes se mantuvieron a distancia unos de otros en consonancia con los protocolos de prevención ante la pandemia del coronavirus. Muchos de los asistentes usaban máscaras faciales y agitaban banderas israelíes.

Los manifestantes expresaron su rechazo de tener a Netanyahu como primer ministro y afirmaron que el acuerdo de unidad le da poder sobre el nombramiento de jueces y funcionarios jurídicos, “aplasta la democracia” y podría intentar “rescatarlo” de sus problemas legales.

Disputa por el liderazgo

El primer ministro israelí y el exjefe militar Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco, firmaron el acuerdo de reparto de poder después de semanas de negociaciones. El pacto le dio a Netanyahu un impulso significativo mientras lucha para mantener el poder y se defiende de los cargos de corrupción.

El gobierno de unidad entre Gantz y Netanyahu fue diseñado para terminar con más de un año y medio de estancamiento político y ha sido facturado por ambos lados como una forma de proporcionar liderazgo, mientras el país se enfrenta a la amenaza del nuevo coronavirus.

Sin embargo, Gantz dudó en unirse al gobierno, precisamente debido a los problemas legales de Netanyahu.

 

Fuente: dw.com