El Gobierno de Estados Unidos avanza en la presión contra el régimen de Nicolás Maduro y sus negocios ilícitos; en esta oportunidad emitió un nuevo decreto donde activa sus reservas militares para reforzar la operación antinarcóticos al norte de Venezuela.

Este jueves 30 de abril, el mandatario estadounidense Donald Trump firmó un decreto activando reservistas militares para que sirvan en el operativo antidrogas que se lleva a cabo en el mar Caribe junto con la participación de otros 21 países.

El objetivo del Gobierno norteamericano es golpear el tráfico de drogas por parte de cárteles mexicanos, colombianos y venezolanos, y así recortar el financiamiento ilícito que recibe Maduro y con el cual aún se mantiene en el poder.

La orden ejecutiva habla de un servicio no mayor a 365 días y que no supere los 200 reservistas; una elevada cifra que demuestra la magnitud de la operación emprendida por Trump contra el narcotráfico internacional.

Incautaciones millonarias

Un reportaje del diario Guardian de Trinidad y Tobago, reveló que este martes 28 de abril la Guardia Costera interceptó un petrolero extranjero en la costa norte y confiscó cerca de 400 kilogramos de cocaína con un valor estimado de 160 millones de dólares.

Por otra parte, James Story, encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela, informó que desde el 1 de abril las fuerzas militares de ese país han realizado diez incautaciones de ocho toneladas de droga por un valor de 165 millones de dólares.

Informó además que en los últimos días neutralizaron dos aviones que salieron de Venezuela hacia Guatemala con tres toneladas de cocaína. «En los últimos días han sido dos aviones que salieron de Venezuela hacia Guatemala con drogas y tuvimos incautaciones de tres mil kilos de cocaína. No estoy diciendo que toda la droga sale de Venezuela, pero sí un porcentaje importante”, señaló.

Según las autoridades estadounidenses, entre 200 y 250 toneladas de cocaína fueron enviadas a EE. UU. con el amparo del régimen de Maduro, por lo que el Gobierno del país norteamericano decidió combatirlo en el marco antinarcóticos.

Histórica operación antinarcóticos

El pasado 3 de abril el presidente de Estados Unidos anunció el envío de poderosos barcos de guerra, aviones espía y miles de tropas estadounidenses rumbo al mar Caribe, muy cerca de las costas de Venezuela.

Según el presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Mark A. Milley, la operación responde a información de inteligencia en donde se señala que los carteles de la droga que operan en el Caribe planeaban aprovechar crisis del coronavirus (COVID-19) para aumentar envíos a EE. UU.

Según explicó el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, se contará además con la colaboración de otros 22 países que aportarán diversas «capacidades de inteligencia y operativas». Por su parte, el presidente Trump informó que: «En cooperación con 22 naciones asociadas, el Comando Sur de EE. UU. aumentará la vigilancia, interrupción y captura de cargamentos de droga, además de dar apoyo adicional a los esfuerzos de erradicación (de cultivos)».

Un reportaje de la BBC Mundo reseñó los detalles de este despliegue militar en el Caribe: «De acuerdo con el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EE. UU., en la operación participan miles de guardacostas, soldados de infantería, marinos, así como miembros del cuerpo de Marines y de la Fuerza Aérea». A esto se suma el centenar de reservistas estadounidenses que prestarán sus servicios a partir del decreto de Trump.

 

Por Sabrina Martín

Fuente: panampost.com / AFP