En un país pobre como Afganistán, las medidas para contener una pandemia como la actual son sumamente necesarias debido a la vulnerabilidad de la población, aunque también pueden generar consecuencias que agravan aún más la situación de los habitantes si no se toman medidas para contrarrestarlas.

La ONG Save the Children ha publicado un informe sobre este país, que ha sufrido una larga guerra a partir de la invasión estadounidense en 2001, donde se asegura que un tercio de la población, incluidos 7,3 millones de niños, enfrentará escasez de alimentos en mayo como consecuencia de las medidas tomadas para enfrentar la pandemia de covid-19.

El texto detalla que solo en abril, el precio de la harina de trigo y el aceite de cocina ha aumentado hasta un 23 %. Además, el costo del arroz, el azúcar y las legumbres subieron entre 7 y 12 %, según el Programa Mundial de Alimentos.

No obstante, hay otro factor que influye negativamente en la capacidad para alimentarse de una parte importante de los afganos. Como ha disminuido el trabajo informal a causa de las restricciones, muchas familias no tienen dinero disponible para comprar comida.

Té y pan seco para sobrevivir

Mustafá tiene 13 años y vive en una provincia al norte de Afganistán con su madre y cuatro hermanos. Save the Children le ha proporcionado una suma de efectivo para que puedan sobrevivir.

El niño confiesa que comen una o dos veces al día, y que la mamá solo puede darles té con pan seco.

Timothy Bishop es director nacional de la ONG internacional en Afganistán y afirmó que “para muchos afganos, el mayor impacto de la pandemia no será el virus en sí, sino el hambre causado por las medidas de cierre y un colapso en las líneas de suministro. Nos enfrentamos al riesgo real de que los niños mueran de hambre. Lo que necesitamos es que la comunidad internacional envíe urgentemente suministros de alimentos para distribuirlos a algunas de las comunidades más vulnerables del país”, señaló.

Hasta ahora, el covid-19 en Afganistán generó más de 2.100 infectados y 64 muertes.

 

Fuente: rt.com