El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), Amnistía Internacional (AI) y la ONG Artículo 19 pidieron al presidente cubano Miguel Díaz-Canel la liberación inmediata del periodista Roberto Quiñones, encarcelado desde septiembre del año pasado por supuesta desobediencia y resistencia a las autoridades.

En una carta difundida este sábado (02.05.2020) por el CPJ, las organizaciones reclaman la salida de Quiñones de prisión dado el riesgo que plantea para él y otros presos la COVID-19.

Según recuerdan las ONG, el abogado y periodista ha cumplido más de la mitad de su pena, sufrido problemas de salud en la cárcel y descrito en notas publicadas por el medio CubaNet el hacinamiento, la mala calidad del agua y los alimentos y la falta de atención sanitaria en la prisión.

“Los periodistas encarcelados no tienen ningún control sobre su entorno, no pueden optar por el aislamiento voluntario, y a menudo se les niega la atención médica necesaria”, señala la carta, que coincide con el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Las tres organizaciones instan a Díaz-Canel a “liberar a Roberto Quiñones, a proteger la libre circulación de información y a garantizar que todos los periodistas cubanos puedan desempeñar su papel fundamental en la sociedad, libres de toda represalia”.

Grupos como la coalición internacional de medios “One Free Press Coalition”, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) o Amnistía Internacional han exigido repetidamente la excarcelación de Quiñones, como también ha hecho el gobierno de Estados Unidos.

Colaborador habitual del periódico online Cubanet con sede en Miami, Quiñones comenzó a cumplir a inicios de septiembre una condena de 12 meses de cárcel por unos hechos acaecidos en abril en Guantánamo, al este de la isla.

El periodista aseguró haber sido detenido sin motivo aparente, conducido a la comisaría y golpeado en varias ocasiones, en las que le habrían lesionado el tímpano y causado hematomas, mientras la fiscalía interpretó que se había resistido al arresto y un tribunal lo condenó a un año por “resistencia y desobediencia”.

 

Fuente: dw.com