La OMS advirtió que “el riesgo de volver al confinamiento es muy real” y no descartó futuras oleadas del coronavirus

Mientras varios países empiezan a salir de la cuarentena progresivamente, este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que “el riesgo de volver al confinamiento es muy real” en los países que actualmente están aliviando sus medidas de distanciamiento social si no se lleva a cabo una adecuada gestión de la desescalada.

El riesgo existe “sobre todo si los países no consiguen gestionar con sumo cuidado la transición y no lo hacen utilizando un enfoque por fases”, explicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, tras anunciar que se han superado los 3,5 millones de casos de COVID-19 en el mundo mientras las muertes rozan la barrera de las 250.000.

La OMS, que recientemente ha sido criticada por su manejo de la pandemia, insiste en que durante la fase de desconfinamiento debe garantizarse que los contagios están controlados, que el sistema sanitario puede afrontar la transición, que está minimizado el riesgo de rebrotes y que se han tomado medidas preventivas en escuelas y lugares de trabajo.

La organización con sede en Ginebra también pide que antes de aplicar medidas de alivio de cuarentenas y otros confinamientos debe garantizarse que haya una adecuada gestión de los posibles casos importados y que la opinión pública está bien informada sobre las medidas tomadas por el Estado.

Tedros insistió en que no pueden descartarse futuras oleadas del coronavirus, pero que ante esa posibilidad “no puede permitirse que cunda el pánico”, sino que se debe “estar preparados, porque ahora tenemos la oportunidad de sentar bases sólidas en los sistemas sanitarios”.

“Si algo hemos aprendido de esta crisis es que invertir ahora nos permitirá salvar vidas más adelante”, aseguró el experto etíope, quien afirmó que “la Historia nos juzgará por cómo respondimos a la pandemia y qué medidas tomamos”.

Aunque el número de infectados en Europa Occidental se está reduciendo, Tedros apuntó que se están incrementando en los países de Europa del Este, África, el sudeste de Asia, el Mediterráneo Oriental, Norteamérica y Sudamérica. No obstante, el director general de la OMS comentó que dentro de los propios países la incidencia del coronavirus es diferente en cada región, por lo que subrayó la importancia de adoptar medidas personalizadas a cada territorio, señalando que el impacto de la pandemia va “mucho más allá” del número de personas contagiadas y fallecidas.

En este sentido, y tras destacar la importancia de proteger a los profesionales sanitarios, Tedros remarcó la importancia de priorizar el diagnóstico del coronavirus y la atención a las personas que están en mayor riesgo de contraerlo, asegurando que no se podrá acabar con la pandemia si no se abordan las desigualdades que está provocando.

Estas declaraciones de Tedros tienen lugar en momentos en que varios países empiezan a tomar medidas para salir del confinamiento después de casi dos meses.

Tal es el caso del Reino Unido, que podría empezar el próximo lunes a relajar gradualmente algunas de las actuales restricciones para frenar la pandemia, según adelantó este miércoles su primer ministro, Boris Johnson, pese a cifrarse el número de muertos por COVID-19 en 30.076 personas, el más alto de Europa.

El líder del Ejecutivo compareció el miércoles por primera vez ante el Parlamento tras su regreso al trabajo -recuperado del coronavirus tras una larga hospitalización incluidos tres días en cuidados intensivos- y después del nacimiento de su primer hijo en común con su pareja sentimental, Carrie Symmonds, y el sexto para el político.

El Reino Unido, que ha detectado 6.111 nuevos contagios en las últimas 24 horas, sigue siendo el país más afectado de Europa por el coronavirus, de acuerdo con el registro oficial de fallecidos.

Si bien el Ejecutivo deberá revisar mañana, por ley, las actuales medidas en vigor, Johnson explicó que esperará hasta el fin de semana para anunciar a la nación sus proyectos en este sentido, ya que así dispondrá de datos actualizados.

 

Brasil reportó 614 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo récord para el país

Autoridades sanitarias brasileñas reportaron este miércoles 614 muertes en las últimas 24 horas como consecuencia de la Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, en lo que representa un nuevo lúgubre récord para el país. De esta manera, el total de decesos asciende a 8.535.

La cantidad de casos confirmados, en tanto, superó los 10.000 y trepó a 125.096. Brasil es, con creces, el país con la mayor cantidad de muertes y transmisiones de América Latina.

De hecho, terminará el miércoles como el país con el tercer reporte más alto, solo después del Reino Unido (649) y Estados Unidos (ha registrado al menos 1.000 durante las últimas semanas y 2.333 el miércoles, y nada anticipa una baja sin precedentes).

Los estados más afectados en términos nominales continúan siendo San Pablo y Río de Janeiro. El primero registra casi 38.000 transmisiones y más de 3.000 muertes, mientras que las cifras que corresponden al segundo son 13.295 y 1.205, respectivamente.

A la vez que Brasil avanza hacia convertirse en un nuevo epicentro global de la pandemia, el presidente Jair Bolsonaro continúa desestimando las medidas de distanciamiento social recomendadas por los expertos de la salud y alentando a sus seguidores a que hagan lo mismo.

La postura la ha valido críticas prácticamente universales y ha causado preocupación en los países vecinos ante la posibilidad de que los afecte. De hecho, Los 16 casos positivos que registró Paraguay el martes corresponden a ciudadanos que volvieron de Brasil.

En ese marco, el portavoz de la presidencia, el general Otavio Rego Barros, quien trabaja en el mismo edificio que Bolsonaro, fue diagnosticado con la Covid-19. “El general Rego Barros está en su residencia, cumpliendo todos los protocolos recomendados, y hasta el momento sin síntomas que merezcan mayor preocupación”, informó la presidencia en una breve nota oficial.

Este se suma a los más de 20 funcionarios próximos a Bolsonaro que fueron diagnosticados con la covid-19 y que cumplen funciones en el palacio del Planalto, sede de la presidencia en Brasilia.

Fábio Wajngarten, jefe de la Secretaría Especial de Comunicación, fue el primero de esos casos. Fue confirmado el 12 de marzo, tras un viaje oficial a EEUU que incluyó en la agenda encuentros con autoridades estadounidenses, incluyendo el presidente Donald Trump.

En los días siguientes otros ministros y políticos que viajaron y forman parte del círculo presidencial fueron diagnosticados con la enfermedad, incluyendo el jefe del gabinete de Seguridad Institucional, Augusto Heleno. El general, de 72 años, es uno de los más próximos a Bolsonaro.

El presidente dijo haberse sometido a dos exámenes (el 12 y el 17 de marzo) y haber dado negativo en todos, aunque no publicó los diagnósticos.

La justicia falló a favor del periódico O Estado de Sao Paulo para que Bolsonaro presente los resultados de las pruebas, pero un tribunal regional suspendió el plazo determinado para su divulgación.

La semana pasada, en medio de la disputa judicial, Bolsonaro declaró en una entrevista radial que “tal vez contraje ese virus en el pasado, tal vez y ni lo sentí”.

Bolsonaro, que llegó a calificar el nuevo coronavirus de “gripecita”, es contrario al distanciamiento social generalizado y dispuesto en varios estados. Sin embargo, y ante la aceleración de casos y muertes, tres capitales del norte y noreste del país decidieron endurecer sus confinamientos.

En Sao Luis, capital del estado Maranhao, y en otros tres municipios comenzaron a regir estas medidas el martes; mientras que Pará ordenó la medida a partir del jueves en su capital Belém y en otras nueve ciudades; y Fortaleza, la capital de Ceará, el viernes.

 

El Reino Unido superó las 30 mil muertes por coronavirus

El Reino Unido superó este miércoles la cifra de 30 mil muertes por coronavirus, con un avance diario de 649 víctimas fatales que murieron en hospitales o centros de cuidado con diagnóstico confirmado de la enfermedad.

La cifra se ubica ahora en 30.076 fallecidos, aunque hay otras estimaciones oficiales superiores, que incluyen a casos sospechosos. Según las estadísticas oficiales de cada país, Reino Unido es el segundo con más víctimas fatales, únicamente por detrás de Estados Unidos, y levemente por encima de Italia.

Además, en la última jornada también se ha superado la barrera de los 200.000 contagios, tras constatar mediante test otros 6.111 más, lo que sitúa el total en 201.101. Este listado también es encabezado por EEUU, con más de 1,2 millones de casos, seguido por España, con 219.000, e Italia, con más de 214.000.

Por cuarta jornada consecutiva, el gobierno británico no alcanzó la meta de 100.000 tests por día, ya que realizó 69.463 testeos. Sin embargo, hoy el primer ministro, Boris Johnson, anunció que para fines de mes el objetivo se duplicaría para llevar a cabo 200 mil pruebas diarias.

Las estadísticas fueron el centro de la discusión en la presentación del premier ante el Parlamento. “Es el número más alto de Europa, es el segundo más alto del mundo. Esto no es ningún éxito, así que ¿puede el primer ministro decirnos cómo diablos hemos llegado hasta aquí?”, le lanzó el nuevo líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, elegido en abril y que esperaba desde entonces este primer careo.

En su defensa, el líder conservador, que estuvo hospitalizado por coronavirus, hizo hincapié en que cada país tiene su forma de contar y los datos no son comparables. “No creo que las comparaciones internacionales y los datos disponibles ahora nos permitan sacar conclusiones”, afirmó.

Starmer volvió a criticar lo que considera la “lenta” reacción del gobierno a la pandemia y pidió un “consenso nacional” sobre los próximos pasos a seguir.

El ejecutivo debe revaluar el jueves el confinamiento decretado el 23 de marzo. Y pese a que las infecciones y las hospitalizaciones van a la baja todo parece indicar que será prolongado.

Sería un desastre económico para este país si buscáramos una flexibilización de estas medidas ahora de tal forma que se desencadenara un segundo pico”, advirtió Johnson. Sin embargo, el primer ministro anunció que el domingo presentará, en una comparecencia televisada, su plan para relajar progresivamente el confinamiento y reactivar la economía.

Aunque esto no significa necesariamente que dicha relajación entre en vigor inmediatamente, Johnson afirmó: “queremos, si es posible, poner en marcha algunas de estas medidas el lunes”.

 

Coronavirus en Argentina: confirman 188 nuevos casos y es récord diario de contagios

A días de que se venza el plazo previsto para la cuarentena​, y mientras se discute cuánto debe ser flexibilizada a partir del próximo lunes, este miércoles el informe del Ministerio de Salud de la Nación indicó que son 188 los nuevos contagiados por coronavirus en Argentina y que en las últimas 24 horas fallecieron 9 personas.

La cifra de infectados es un dato fuerte: se trata del mayor registro de contagios confirmados en un día desde llegó la pandemia a nuestro país. Eso se debió -en parte- a los treinta casos positivos en la Villa 31 que se conocieron durante esta jornada, y que son resultado de los hisopados que se hicieron el martes. En su mayoría se trató de contagios estrechos de personas que se habían contagiado con anterioridad.

De hecho, sólo la Ciudad de Buenos Aires sumó en la jornada de hoy 102 nuevos casos de Covid-19 confirmados por laboratorio. Es casi la misma cantidad que se habían informado el martes para todo el país (104). La Provincia también tuvo un registro diario alto de infectados: 63.

Con los 188 positivos que se conocieron este miércoles, el acumulado desde que empezó la pandemia llegó a 5.208. Del total, 928 (17,8%) son importados, 2.291 (44%) son contactos estrechos de casos confirmados, 1.508 (29%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

La distribución geográfica de los contagios sigue teniendo como epicentro el área metropolitana de Buenos Aires. La Provincia ya suma 1.874 casos confirmados desde el inicio de la pandemia y la Ciudad, 1.506. Es decir que el 64% de todos los infectados del país son porteños o bonaerenses.

Lejos, les siguen las provincias de Chaco (366 casos, 8 nuevos), Córdoba (316 y 5), Río Negro (265 y 6), Santa Fe (244, sin casos nuevos) y Tierra del Fuego (145, sin reportes nuevos e incluyendo 13 contagios en las Islas Malvinas). Catamarca y Formosa siguen sin registrar casos de Covid-19.

También se registraron 9 nuevas muertes. Seis hombres, tres de 65, 60 y 89 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; otro de 91 años, residente en la provincia de Río Negro; otro de 61 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y uno de 68 años residente en la provincia de Chaco.

Y tres mujeres, dos de 91 y 80 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; y otra de 69 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA). Al momento la cantidad de personas fallecidas es 273.

Durante la mañana se conoció que del total de casos el 50,3% son mujeres y el 49,7% son hombres. Mientras que las principales franjas etarias afectadas corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 42 años.

También se informó que durante el martes fueron realizadas 2.597 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 72.315 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 1.593,7 muestras por millón de habitantes.

Algunas de esas ​muestras se realizaron en la Villa 31, que muestra un crecimiento de infectados exponencial. En seis días se pasó de 57 casos a 219. En este barrio, como en otros asentamientos porteños, el hacinamiento en las viviendas se combina con la precariedad laboral y la necesidad de recurrir a merenderos y comedores.

La llegada intermitente de servicios públicos, como el agua que en la Villa 31 escaseó durante diez días, también genera un combo de complejidades que impide cumplir con el aislamiento social obligatorio dispuesto.

A días de que el Gobierno nacional resuelva la continuidad del aislamiento obligatorio por el coronavirus que finaliza el próximo lunes​, el ministro de Salud, Ginés González García, aseguró que debe haber una apertura económica, aunque advirtió que hay que reforzar la parte sanitaria.

“No soy yo el que decido, pero mi opinión es que la cuarentena debe seguir pero con otras formas. Tiene que tener una apertura en términos económicos, con muchísimo cuidado. Pero la actividad productiva tiene que arrancar. Hay muchas industrias que están funcionando muy bien, como la alimentaria, la farmacéutica”, explicó el funcionario.

A su vez, el ministro aseguró que a la hora de salir habrá que hacer “lo mismo que hicimos del cuidado en casa”, como mantener la distancia social, usar barbijo y ahora habrá que “evitar conglomeraciones” y en lo posible “el transporte público”. Este último aspecto es el que más preocupa al funcionario.

“Hay estudios que demuestran que en Nueva York y en Madrid el transporte fue un vehículo de la explosión de casos que tuvieron, en ese sentido no puede dejar nunca de atenderse”, admitió.

“Tenemos que adecuarnos sin perder lo conseguido, que tenemos un número muy bajo de casos, que venimos administrando la pandemia de manera exitosa. Pero eso no quiere decir que cantemos victoria”, agregó.

 

Fuentes: infobae.com /  clarin.com