El Servicio Federal de Inteligencia de Alemania (BND, por sus siglas en alemán) considera que las declaraciones de EE.UU. de que el coronavirus se originó en un laboratorio chino son una “maniobra de distracción” de la Administración Trump, según informó este viernes la revista Der Spiegel.

De acuerdo con la información del medio, la semana pasada el BND se dirigió a los miembros de la alianza de Inteligencia Cinco Ojos —la cual incluye a EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Canadá y el Reino Unido— con el objetivo de obtener evidencia que confirmaría las afirmaciones de Washington sobre el supuesto origen del covid-19.

No obstante, ninguno de los socios pudo corroborar estas afirmaciones.

Der Spiegel tuvo también acceso a una nota interna dirigida a la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, en la cual el BND califica las acusaciones de Washington como una “maniobra de distracción calculada“.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, está tratando de usar la teoría del laboratorio para “distraer la atención de sus propios errores y dirigir la ira de los estadounidenses hacia China”, señala el documento.

Al mismo tiempo, el BND reportó que China instó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) al más alto nivel a retrasar una advertencia global sobre el brote del nuevo virus. Se informa que el pasado 21 de enero el presidente del gigante asiático, Xi Jinping, solicitó al director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus, retener información sobre la transmisión de persona a persona de la enfermedad y posponer la declaración de pandemia.

Según la Inteligencia alemana, como consecuencia de la política de información de Pekín el mundo ha perdido entre cuatro y seis semanas en la lucha contra el coronavirus.

  • Este martes, el presidente de EE.UU. señaló que “dentro de un tiempo” su país informará “de manera muy definitiva” sobre el origen del coronavirus. Previamente, el mandatario afirmó estar seguro de que el covid-19 se originó en un laboratorio de Wuhan;
  • El pasado domingo, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró que existe una “evidencia enorme” de que el coronavirus se originó en un laboratorio de Wuhan;
  • Las agencias de Inteligencia de EE.UU., por su parte, refutaron una teoría conspirativa afirmando que el nuevo coronavirus “no es artificial ni genéticamente modificado“, pero dijeron que siguen estudiando la hipótesis de Trump y sus asesores de que la pandemia podría ser producto de un accidente en un laboratorio chino;
  • El Instituto de Virología de Wuhan niega rotundamente ser el origen del covid-19, subrayando que “no hay forma” de que provenga de su laboratorio.

 

Fuente: rt.com