El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, publicó esta semana un tuit en el que recordó que el asteroide 99942 Apophis, de unos 340 metros de ancho, “se acercará tanto a la Tierra que pasará por debajo de algunos satélites”.

“La NASA y las Fuerzas Espaciales de EE.UU. trabajaremos juntos para mejorar la forma en que detectamos objetos cercanos a la Tierra y desarrollaremos estrategias para mitigar las amenazas”, publicó.

Según las previsiones de la NASA, el asteroide, descubierto en 2004 y bautizado 99942 Apophis, se acercará a nuestro planeta el 13 de abril de 2029 sin presentar ninguna amenaza para la Tierra. No obstante, se calcula que pasará a unos 31.000 kilómetros por encima de la superficie, una distancia inferior a la de algunas de las naves espaciales que orbitan alrededor de la Tierra. Se prevé que sea visible a simple vista en el cielo nocturno.

“El acercamiento de Apophis en 2029 será una oportunidad increíble para la ciencia. Observaremos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones de radar, podríamos ver detalles de la superficie de unos pocos metros de tamaño”, dijo Marina Brozovic, científica de radar del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

Por su parte, Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) del JPL indicó que Apophis es “un representante de unos 2.000 asteroides potencialmente peligrosos conocidos actualmente”, por lo que su observación dentro de una década permitirá “obtener un importante conocimiento científico que algún día podría usarse para la defensa planetaria“.

 

Fuente: rt.com