La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó hasta 190 mil los fallecimientos por la Covid-19 en África, por lo que urgió a un enfoque proactivo, hacer test, rastrear, aislar y tratar todos los casos.

Sobre la base de un nuevo estudio del comportamiento de esa enfermedad, provocada por el SARS-Cov2 y que podría infectar a 44 millones de personas, la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, explicó las altas probabilidades de que haya llegado para quedarse y de un brote prolongado en varios años.

La investigación de referencia se argumenta en un modelo de predicción para 47 países del continente con una población total de mil millones de personas, y revela también una tasa de transmisión más lenta y tasas de letalidad inferiores que en otras partes del mundo.

No obstante, Moeti señaló al respecto que si bien es probable que la Covid-19 no se extienda de manera tan exponencial en África como en otras regiones del planeta, podría explotar en puntos críticos de transmisión.

Durante una conferencia de prensa virtual la representante de los países africanos ante la OMS dijo que los países más pequeños, junto con Argelia, Sudáfrica y Camerún, son los más expuestos a la enfermedad, si no se priorizan las medidas de contención.

También significó que la cifra de personas que requerirán ser internadas en centros hospitalarios es muy superior a las capacidades médico-sanitarias de muchos naciones del continente.

La OMS apuntó que si bien Sudáfrica tiene más de tres mil camas de cuidados intensivos, el resto de los países africanos tienen como promedio nueve.

Otro dato revelador es que entre 82 mil y 167 mil personas necesitarán oxígeno, en tanto 23 países africanos tienen menos de 50 ventiladores y solo dos -Marruecos y Sudáfrica- tienen más de mil.

Aunque es la región del mundo menos golpeada por la Covid-19, los partes más recientes dan cuenta de 53 mil 334 contagios y dos mil 65 fallecidos, estos últimos fundamentalmente en Argelia, Egipto, Marruecos, Sudáfrica, Camerún y Nigeria.

En opinión de Moeti es indispensable promover medidas de contención, ya que la transmisión sostenida y generalizada del virus podría colapsar los sistemas de salud del continente, por lo que afirmó que un brote de gran escala sería más costoso que las acciones de restricción para contenerlo.

 

Fuente: almayadeen.net