Estados Unidos superó este lunes los 80.000 muertes por Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, cifra que se desprende del conteo que realiza la universidad Johns Hopkins. La cantidad de casos positivos, en tanto, se acerca a los 1,35 millones.

El país registra, con creces, los números más altos de decesos y transmisiones a nivel global. En cuanto a la primera, la cifra es más de dos veces mayor a los aproximadamente 32.000 registrados a la fecha por el Reino Unido, segundo en la lúgubre lista. Y la segunda es alrededor de seis veces mayor a los más de 224.000 informados tanto por el mismo país europeo como España.

No obstante, y al igual que lo han advertido autoridades sanitarias alrededor del mundo, las cantidades reales en ambas categorías son más altas. Un ejemplo ilustrativo tuvo lugar en el país el mismo lunes, luego de que un estudio del Centro para el Control de Enfermedades del gobierno de Estados Unidos (CDC) indicara que este probablemente sea el caso para la ciudad de Nueva York, centro urbano más afectado por el virus a nivel nacional.

El documento indica que entre mediados de marzo y mayo perdieron la vida alrededor de 24.000 personas más que las esperadas por los expertos. Y la cifra excede en más de 5.000 la cantidad de muertes atribuídas al nuevo coronavirus en la ciudad.

No obstante, el estudio indica que las muertes podrían haber sido tanto por la Covid-19 como por la falta de atención recibida debido al colapso sanitario causado por la pandemia. “Llevar la cuenta del exceso de mortalidad es importante para entender la contribución a la tasa de muertes tanto de la Covid-19 como la falta de disponibilidad de cuidado para aquellos con enfermedades no relacionadas”, indicó el estudio.

 

Fuente: infobae.com