“Estoy firmemente convencido de que la falta de mención de la URSS en el mensaje de la Casa Blanca en Twitter sobre el Día de la Victoria en Europa no fue intencional”, declaró el militar a medios rusos.

Zwack sugirió que la persona que publicó el mensaje “supuestamente adquirió conocimientos sobre la Gran Guerra Patria —como se conoce en Rusia al Frente Oriental de la II Guerra Mundial— en un país del Frente Occidental, así que no entendió plenamente la enorme contribución y el sacrificio de la URSS en nuestra victoria común, la de los aliados”.

Zwack expresó su confianza en que la Casa Blanca no tenía intención de menospreciar el papel de la URSS en la victoria sobre la Alemania nazi.

El polémico tuit generó una oleada de indignación. En particular, la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, expresó que la publicación intenta “neutralizar el efecto” de una declaración conjunta de los presidentes Vladímir Putin y Donald Trump emitida con motivo del 75 aniversario del encuentro de las tropas soviéticas y estadounidenses en el río Elba.

“Cuando un comentario de este tipo lo hacen las autoridades de un país que se llama a sí mismo el líder del mundo libre, el defensor a la democracia y el luchador implacable contra las ‘fake news’, no podemos resignarnos a ello”, subrayó la portavoz.

La Segunda Guerra Mundial fue la mayor contienda bélica y la más mortífera en la historia. La URSS realizó un aporte decisivo a esa victoria, sufriendo las mayores pérdidas, pero también causándole las mayores bajas al Ejército nazi.

 

Fuente: sputniknews.com