La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de EE.UU. (DARPA) planea lanzar a finales de este año o en 2021 los primeros satélites del programa Blackjack, que prevé el despliegue en órbita baja de una constelación de satélites pequeños y económicos para reemplazar a los grandes y costosos que respaldan las actividades militares de EE.UU. en todo el mundo.

Estas nuevas redes están diseñadas para cubrir toda una región, o el planeta, con satélites que se comuniquen entre sí y puedan autoajustarse para mantener la cobertura si un satélite se cae, informa Popular Mechanics.

Inspirado en el Starlink

Según destaca el portal, el Proyecto Blackjack sigue el ejemplo del sector espacial civil, particularmente Starlink de SpaceX, que prevé cubrir la órbita terrestre baja con miles de satélites de comunicaciones baratos capaces de proporcionar acceso a Internet a cualquier punto de la Tierra. Una gran cantidad de satélites garantiza que los datos se puedan transmitir rápidamente a través del satélite más cercano, y si uno cae, los otros puedan ocupar su lugar.

Reemplazo económico en tiempos de guerra

Popular Mechanics explica que, tradicionalmente, EE.UU. se ha basado en reducidos números de satélites militares extremadamente avanzados, que, si bien son “eficientes y rentables” en tiempos de paz, son objetivos “vulnerables” en tiempos de guerra. De ser atacados por el enemigo, reemplazar satélites tan grandes y caros por copias de los originales puede no resultar factible, a lo que se une el riesgo de que sean derribados nuevamente.

Por el contrario, el Proyecto Blackjack permitiría reemplazar un satélite perdido con una flota más resistente de satélites más pequeños y difíciles de derribar.

Entretanto, un programa complementario conocido como Pit Boss creará un sistema autónomo para gestionar la constelación, asegurando un flujo de datos a las tropas sin necesidad de interacción humana.

 

Fuente: rt.com