El epidemiólogo chino Zhong Nanshan, principal asesor médico del Gobierno de China en la lucha contra el coronavirus y descubridor del virus SARS en 2003, ha culpado a las autoridades de la ciudad de Wuhan —donde se originó el brote— de tardar en dar una respuesta a la propagación de la infección y de ocultar detalles clave sobre la magnitud del brote inicial.

Fue el doctor Nanshan quien el pasado 20 de enero anunció públicamente que el nuevo coronavirus se transmitía de persona a persona. Según contó este domingo en una entrevista con CNN, cuando en enero llegó a Wuhan para investigar el brote, muchos médicos locales le dijeron que la información oficial estaba lejos de reflejar la situación real. “A las autoridades locales no les gustaba decir la verdad en ese momento“, afirmó.

Las autoridades de Wuhan han lanzado esta semana una campaña de 10 días para realizar pruebas masivas a sus 11 millones de habitantes con el objetivo de detectar casos asintomáticos de covid-19. La medida sin precedentes ha sido decretada ante el temor a una segunda ola de infecciones, después de que seis nuevos casos de coronavirus fueran detectados en un mismo complejo residencial de la ciudad. Hasta ese momento, Wuhan había detectado su último caso local el pasado 3 de abril.

Este sábado los trabajadores sanitarios chinos realizaron pruebas de ácido nucleico a unos 222.700 habitantes de la urbe, casi el doble que el día anterior, según Reuters. Los tests se realizan de forma voluntaria.

Según el último informe de la Comisión Nacional de Salud de China, el país ha diagnosticado 5 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, frente a los 8 casos del día anterior. El número total de casos confirmados de infección desde que empezó el brote se eleva así a 82.947, mientras que el número de muertes se sitúa en 4.633.

 

Fuente: rt.com