Decenas de bomberos se han desplazado para apagar un incendio en la central nuclear de Dodewaard, una instalación inactiva ubicada a unos 100 kilómetros de Ámsterdam (Países Bajos).

Las autoridades neerlandesas han indicado a los residentes de la zona que cierren puertas y ventanas y desactiven sus sistemas de ventilación para evitar que el humo entre en sus casas.

Todavía se desconoce el origen del suceso, que comenzó poco antes del mediodía local.

Un portavoz de la región Gelderland-Zuid declaró que se habían realizado obras en el techo de la instalación recientemente y en el lugar podrían haber quedado botellas con gas.

La Policía ha acordonado la zona y ha pedido a ciclistas, automovilistas y transeúntes que abandonen el área inmediatamente.

La central de Dodewaard está inactiva desde 1997, pero no se desmantelará hasta 2045, cuando los niveles de radiación bajen a niveles seguros. Sus barras de combustible fueron evacuadas en 2003, por lo que no existe amenaza inmediata de contaminación.

Las zonas de operación de esa central nuclear fueron selladas en una ‘zona segura’ para prevenir la exposición al mundo exterior de áreas que contenían material radioactivo.

El conglomerado propietario de la instalación litiga con el Gobierno de Países Bajos sobre los costes de desmantelamiento, valorados en 80 millones de euros, alrededor de 88 millones de dólares.

 

Fuente: rt.com