A través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el grupo islamista anunció la medida que entrará en vigencia a partir de este domingo con motivo de la fiesta que marca el final del Ramadán.

En medio del impacto de la crisis sanitaria global por la propagación del Covid-19 y de la conmemoración de Ramadán, los talibanes anunciaron la declaración de un alto el fuego.

De acuerdo con lo detallado por el grupo en la red social Twitter, durante las jornadas del 24, 25 y 26 de mayo sus filas no llevarán a cabo ninguna “operación ofensiva”

En el mensaje divulgado por Zabihullah Mujahid, el portavoz talibán, se indica que solo se defenderán si “el enemigo toma alguna medida” en su contra y se aclara que tomaron dicha determinación con el fin de permitir el desarrollo de las festividades que marcan el final del mes sagrado.

Ante el citado cese, el mandatario afgano, Ashraf Ghani, reaccionó de manera positiva y aseguró que las Fuerzas de Defensa y Seguridad Nacional cumplirán con la tregua.

En abril, los talibanes rechazaron la propuesta del gobierno de Ghani de establecer un alto el fuego durante la totalidad del Ramadán. En su momento, el grupo argumentó que dicha tregua no era “racional” en el contexto de sus desacuerdos y, posteriormente, continuó con los ataques a los grupos militares.

Se estima que al menos 146 ciudadanos han perdido la vida por cuenta de los ataques talibanes en territorio afgano en medio de las semanas de conmemoración del mes sagrado y que unas 430 personas han resultado heridas.

En un esfuerzo por mantener la calma en el país, el gobierno liberó a 100 prisioneros que hacían parte del grupo talibán el 8 de abril, ante lo cual el Directorio de Seguridad Nacional, la principal agencia afgana de inteligencia, aseguró que se preparaban para avanzar en materia de paz, pese a ello, los resultados de los diálogos no han sido del todo satisfactorios.

 

Fuente: france24.com