Leopoldo López sobre el régimen de Nicolás Maduro: “Tienen lazos con las FARC, el ELN y Hezbollah, pero arremeten contra Voluntad Popular”

Leopoldo López respondió este lunes a la dictadura de Nicolás Maduro tras el pedido de la Fiscalía chavista al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que declare “organización terrorista” al partido opositor Voluntad Popular (VP), liderado por el ex preso político que se encuentra refugiado en la embajada de España.

“Hoy quienes están acusados y solicitados internacionalmente por narcotraficantes, esos que tienen lazos de amistad con las FARC, el ELN, Hezbollah y con cárteles de droga, quienes acercan a nuestro país a regímenes promotores del terrorismo, arremeten de nuevo contra VP”, señaló López en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El líder de Voluntad Popular fustigó que “mientras el pueblo venezolano protesta en las calles por la falta de agua, de luz, de gasolina, de gas, por la escasez y porque el dinero no les alcanza”, Maduro y su dictadura “persiguen” al partido opositor.

“Voluntad Popular no puede ilegalizarse ni disolverse, porque es un sentimiento de libertad, y eso no lo puede acabar ni una ni mil sentencias de un tribunal inconstitucional, arrodillado a la dictadura”, aseguró López. Y agregó: “El peor terror de todos los tiranos es un pueblo organizado y decidido a defender su libertad. Esa es justamente la razón de ser de Voluntad Popular, organizar al pueblo para luchar hasta alcanzar la libertad, y por eso la dictadura nos persigue, encarcela y hasta asesina”.

El líder opositor aclaró que, pese a la persecución del régimen, “no nos ha detenido, al contrario, ha reforzado nuestra convicción de lucha democrática, algo que la dictadura no puede entender ni perdonar”. “No han podido ni podrán nunca acabar con el sueño de libertad y con la lucha de todo un pueblo, y por ello, no han podido ni podrán tampoco nunca acabar con nuestro partido”, advirtió.

Mentor de Guaidó, López, refugiado en la residencia del embajador de España, fue condenado a 14 años de cárcel por hechos de violencia en las protestas contra el régimen de Maduro en 2014. El 30 de abril de 2019 fue liberado por un grupo de militares que se alzó contra el dictador venezolano.

Este lunes la Fiscalía chavista pidió al Tribunal Supremo de Justicia declarar “organización terrorista” a Voluntad Popular, partido del que formó partido el presidente interino Juan Guaidó, al que la dictadura vincula con una presunta fallida incursión armada por mar.

“Hemos introducido en la Sala Constitucional (del TSJ) un recurso de interpretación de los artículos 31 y 32 de la Ley Orgánica contra la Delincuencia organizada y financiamiento al terrorismo” para “determinar si la organización política Voluntad Popular es una organización terrorista”, anunció el fiscal general, Tarek William Saab.

Saab acusó a Voluntad Popular y a Guaidó de promover acciones desestabilizadoras “en plena pandemia” del COVID-19 para “hacer estallar a Venezuela”. Entre estas figuran “una incursión naval” el pasado 3 de mayo que dejó decenas de detenidos, entre ellos dos militares retirados estadounidenses “imputados por terrorismo”, aseveró el funcionario chavista.

Los artículos referidos por el fiscal establecen la responsabilidad “civil, administrativa y penal” por “hechos punibles” relacionados con “el financiamiento al terrorismo”, así como la “confiscación o decomiso de los instrumentos que sirvieron para la comisión” de un delito.

La legislación venezolana contempla penas de hasta 30 años por cargos de terrorismo.

Además, Saab acusó a Voluntad Popular de apropiarse “del dinero de cuentas venezolanas en el extranjero” y de la filial petrolera Citgo con “el apoyo de Estados Unidos”.

 

La Fiscalía General del régimen de Maduro pidió al Tribunal Supremo de Justicia que declare “organización terrorista” al partido Voluntad Popular

La Fiscalía venezolana pidió al Tribunal Supremo de Justicia (TJS) que determine si el partido Voluntad Popular (VP), que lidera Leopoldo López y en el que militó durante toda su carrera hasta enero pasado Juan Guaidó, es una “organización criminal” y por tanto disolverlo.

En la petición, enviada a la Sala Constitucional del TSJ, la Fiscalía pide “declarar al partido u organización política Voluntad Popular, organización criminal con fines terroristas y consecuencialmente sea disuelta en razón de lo establecido en la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones”, anunció el titular del ente investigador, Tarek William Saab.

Tanto el fiscal general de Venezuela como los miembros del TSJ han sido puestos en entredicho por la oposición por sus estrechos vínculos con el chavismo y su polémica elección, considerada fraudulenta.

El fiscal Saab argumentó que después de la elección presidencial en abril de 2013, en la que Nicolás Maduro se impuso a Henrique Capriles, “este partido inició su deriva violenta hasta convertirse en una organización dedicada al ataque y destrucción del Estado”. Con respecto a Juan Guaidó, quien en enero renunció al partido para dedicarse a la presidencia interina, apuntó: “Se autoproclamó para un cargo que no existe, que no lo establece la Constitución ni alguna Ley Orgánica. A este sujeto lo eligió un tuit desde los Estados Unidos”.

“Los dirigentes de Voluntad Popular y sus secuaces han hecho de la agresión al pueblo venezolano un gran negocio valorado en miles de millones de dólares”, señaló el titular del Ministerio Público durante una conferencia.

Según Saab, Guaidó forma parte de una “trama neonazi”.

El fiscal chavista acusó a Voluntad Popular y a Guaidó de promover acciones desestabilizadoras “en plena pandemia” del COVID-19 para “hacer estallar a Venezuela”. Entre estas mencionó “una incursión naval” el pasado 3 de mayo que dejó decenas de detenidos, entre ellos dos militares retirados estadounidenses “imputados por terrorismo”. Además, acusó a la organización política opositora de apropiarse “del dinero de cuentas venezolanas en el extranjero” y de la filial petrolera Citgo con “el apoyo de Estados Unidos”.

Con el “dinero robado” por el “movimiento terrorista” han “financiado una incursión mercenaria contra nuestro territorio”, añadió Saab sobre la presunta operación que Caracas también atribuye a Estados Unidos y Colombia.

Tras el anuncio, diferentes bloques y dirigentes opositores expresaron su apoyo a Voluntad Popular.

“Rechazamos categóricamente la pretensión de la dictadura de Nicolás Maduro expresada por quien hoy usurpa las funciones de Fiscal General de la República, de criminalizar y calificar de organización terrorista al partido político y aliado de lucha en la Unidad Voluntad Popular”, manifestó Primero Justicia (PJ).

Acción Democrática (AD) también se pronunció: “Solidarios con nuestros compañeros de Voluntad Popular ante esta nueva arremetida del régimen. Catalogarlos como organización terrorista no es más que otro intento fallido en su afán por intentar destruir los partidos políticos que juntos luchan por la democracia”.

El partido Vente Venezuela (VV) rechazó la “arremetida del régimen contra Voluntad Popular”: “Reafirmamos que en Venezuela, el terrorismo y el narcotráfico están en el propio Estado criminal. Enfrentarlo y desmontarlo es urgente. Nuestra solidaridad”.

 

Fuente: infobae.com