El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este miércoles con “regular fuertemente” o “cerrar” plataformas de redes sociales, luego de que Twitter ​calificara dos de sus tuits como “engañosos” y lo tratara como difusor de información no verificada.

“Los republicanos sienten que las plataformas de redes sociales silencian completamente las voces conservadoras. Vamos a regularlas fuertemente o las vamos a cerrar, antes que permitir que algo así suceda”, tuiteó el mandatario.

La decisión de Twitter escaló las tensiones entre Washington y Silicon Valley en un año electoral y fue hecha en respuesta a dos tuits recientes de Trump. Los mensajes decían que los votos por correo son fraudulentos, algo que es falso. La etiqueta que colocó Twitter a esos mensajes fue: “Buscá los hechos sobre los votos por correo”, una manera diplomática de decir que la información necesita ser corroborada.

La vocera de Twitter, Katie Rosborough, dijo que los tuits presidenciales “contienen información potencialmente sesgada sobre el proceso de votación y ha sido etiquetada para proveer contenido adicional sobre el voto por correo”.

Tras la decisión de la red social, el jefe de la Casa Blanca respondió con virulencia: “Twitter está oprimiendo completamente la libertad de expresión y yo, como presidente, no voy a permitir que eso ocurra“.

El presidente consideró que ya en 2016 estas redes intentaron “y fracasaron” algo similar. “No podemos dejar que una versión más sofisticada ocurra de nuevo”, advirtió.

Trump aseguró que tampoco se puede permitir la implantación del voto por correo, “una vía libre para el engaño, la falsificación y el robo de papeletas”. Con este sistema, afirmó el mandatario, “ganará el que más engañe”.

 

Fuente: clarin.com