Funcionarios de Perú niegan insumos médicos a venezolanos para protegerse de la COVID-19

Un venezolano, oriundo del estado Nueva Esparta y radicado en Perú, denunció que fue víctima de discriminación por parte de funcionarios de salud del gobierno de Martín Vizcarra.

A través de un video difundido en las redes sociales, Manuel Villarroel aseguró que los trabajadores le negaron la entrega de una mascarilla que se encontraban repartiendo en la zona donde vive.

Villarroel, acompañado de otro venezolano que asegura haber sido preso político, detalla que ingresó a Perú de forma legal y cuenta con su carnet de extranjería al tiempo que exigió igualdad. Mientras tanto, un ciudadano de Perú le increpó que acudiera a la embajada de Venezuela en Perú para acceder al material médico. “Les gusta hacerse las víctimas”.

 

82 nuevos casos de COVID-19 suman 1327 en Venezuela

(Tomás Lugo)

Nicolás Maduro confirmó este jueves 82 nuevos casos de COVID-19 en Venezuela, para un total de 1.327 hasta ahora, y anunció que el sector de la construcción será uno de los incluidos en su plan de flexibilización de la cuarentena, del que ofrecerá detalles en el curso del fin de semana.

Sólo dos de los nuevos casos son de transmisión comunitaria. Uno se encuentra en Apure, municipio San Fernando, y es un hombre que se contagió de su hija. El otro es de una mujer en La Guaira, cuyo origen es todavía desconocido y está siendo investigado.

Maduro atribuyó los otros 80 casos restantes al conteo de Colombia, puesto que se trata de venezolanos que retornan por la frontera.

El líder del régimen venezolano afirmó que Delcy Rodríguez, su vicepresidenta, se encargará de expandir la información en las próximas horas.

 

Coronavirus en Uruguay: la singular y exitosa estrategia del país para contener la pandemia sin cuarentena obligatoria

El “oasis”, la “excepción”, el “ejemplo”: así le llaman a Uruguay distintos medios de la región ante su exitosa estrategia contra el nuevo coronavirus, una que nunca incluyó cuarentenas obligatorias.

De hecho, como la tasa de contagios se ha mantenido baja y el sistema de salud nunca llegó a verse comprometido, el país ya lleva semanas abriendo actividades, por ejemplo, con el paulatino regreso de las clases.

El caso uruguayo contrasta con el de otros países de América Latina, región que ha sobrepasado a Europa y EE.UU. en cantidad de casos diarios de covid-19.

Este lunes, la directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas y directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, aseguró: “Nuestra región se ha convertido en el epicentro de la pandemia de covid-19”.

La expansión del coronavirus, agregó, “sigue acelerándose” en países como Brasil, Perú, Chile, El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Pero no en Uruguay.

Etienne “advirtió contra abrir muy rápido las actividades, pero daría la impresión que estas afirmaciones no aplican a Uruguay“, le dijo a BBC Mundo Giovanni Escalante, representante de la OPS/OMS en el país.

“En el caso uruguayo, el presidente (Luis Lacalle Pou) ha nominado un consejo asesor honorario con la finalidad de identificar la mejor evidencia disponible, recabar recomendaciones de más de 40 expertos e integrarlos en reportes destinados a que el gobierno tome decisiones informadas”, explicó.

“Por tanto -continuó Escalante-, notamos que las medidas se están tomando con prudencia y están preparando y aplicando protocolos para una vuelta progresiva cautelosa a ‘nueva normalidad'”.

 

Brasil reportó 1.156 nuevas muertes por coronavirus y el total asciende a 26.754

Brasil registró este jueves un récord diario de casos confirmados de coronavirus, con 26.417 infecciones reportadas en 24 horas, lo que eleva el total en el país a 438.238, informó el Ministerio de Salud.

Con respecto al número de muertes debido al COVID-19, se reportaron 1.156 nuevos fallecimientos, lo que eleva la cifra total a 26.754.

La cifra de muertos informada el jueves fue ligeramente menor al récord diario de defunciones registrado el 21 de mayo, cuando se reportaron 1.188 fallecidos.

El anterior récord de casos diarios se había informado el 22 de mayo, con 20.803 nuevas infecciones.

Brasil es el segundo país con el mayor número de casos de coronavirus en el mundo, solo por detrás de Estados Unidos, que tiene 1.706.230 infecciones confirmadas, según un recuento de Reuters. Los estadounidenses ya superaron la marca de 100.000 muertes debido a la enfermedad.

Actualmente, Brasil es el país que registra el mayor número de casos diarios de Covid-19 en el mundo, en momentos en que esta cifra está disminuyendo en Estados Unidos. El jueves, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de ese país informó 19.680 casos nuevos en 24 horas. Con respecto a las muertes, Estados Unidos registró otras 1.415 el jueves.

Por segundo día consecutivo, el ministerio de Salud de Brasil no realizó una conferencia de prensa para comentar la crisis del coronavirus en el país.

 

La pandemia del coronavirus hace chocar a Costa Rica y Nicaragua

(María Clara Calle Aguirre)

En las fronteras de los dos países centroamericanos se ha limitado el ingreso de personas y, desde hace dos semanas, los límites se congelaron con la prohibición costarricense del transporte de carga. La medida afectó a toda Centroamérica, que ahora busca salidas desde la diplomacia, el comercio y la salud.

No cerrar las fronteras, ni suspender las clases ni los eventos masivos, ni declarar una cuarentena durante la pandemia le ha costado al Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua toda clase de críticas internas y de organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Human Rights Watch.

En Centroamérica, buena parte de los señalamientos han salido de su vecino, Costa Rica. A mediados de mayo, los diputados de este país enviaron una carta a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidiéndole que evaluara la situación en Nicaragua frente al Covid-19.

“No consideramos justo que haciendo nuestro país todos los esfuerzos que estén a su alcance para contener la pandemia, se nos exponga a riesgos de contagios por la actitud irresponsable de los gobernantes nicaragüenses”, precisó la misiva que compartió en redes sociales Paola Vega, diputada por el Partido Acción Ciudadana de Costa Rica.

A esto se unió ahora el ministro costarricense de Salud, Daniel Salas, quien el 27 de mayo resaltó que “el principal riesgo sanitario que enfrenta Costa Rica es el alto nivel de transmisión que hay en Nicaragua”.

Su argumento es que en el país vecino hay transmisión comunitaria, lo que significa que el virus circula internamente y no solo por la llegada de extranjeros. Salas precisó que cuando esto ocurre “se pierde la trazabilidad y la capacidad de tomar acciones directas” y así se facilita un incremento de los contagios.

Esto no ocurre en Costa Rica, donde el nivel de propagación del Covid-19 todavía se considera como un grupo de casos, lo cual es una categoría menor. Sin embargo, el resto de países centroamericanos desde Panamá hasta Guatemala sí tienen transmisión comunitaria, según los datos de la Organización Mundial de Salud (OMS). La única excepción es Belice, donde el organismo cataloga los casos como esporádicos.

Las dudas sobre la transparencia de las estadísticas en Nicaragua

Otro de los puntos que más incomodidad generan en la región es la falta de datos claros por parte del Gobierno nicaragüense. La OPS dijo el 19 de mayo que el país no estaba cumpliendo con su obligación de publicar las estadísticas de los contagiados, como lo hacen el resto de las naciones; y que las autoridades tampoco permitían que los funcionarios del organismo accedieran la información detallada. Para entonces, Nicaragua llevaba una semana sin notificar los contagios.

Al día siguiente, el Ejecutivo de Nicaragua anunció que los casos confirmados habían pasado de 25 a 254 y que publicaría los casos semanalmente. Aunque las infecciones se multiplicaron por 10 en tan solo siete días, seguían pareciendo menores frente a los 1.569 casos que reportaba el independiente Observatorio Ciudadano del Covid-19. En el más reciente reporte oficial, del 26 de mayo, los diagnósticos positivos aumentaron a 759; frente a los 2.323 casos del Observatorio. Además, el Gobierno apunta que 370 personas ya se curaron del virus y que 35 han fallecido.

Respecto a las dudas por las cifras y las demás críticas, las autoridades de Nicaragua respondieron con la publicación de un ‘libro blanco’, en el que explicaban que su modelo consiste en preservar la salud sin perder la economía y comparaban dicha estrategia con la aplicada en Suecia.

Pero aún con las declaraciones, Costa Rica sigue con las barreras puestas. Y es que hasta ahora el virus se ha comportado diferente en los dos países. Si bien las autoridades costarricenses han reportado 1.000 contagiados, de ellos ya se recuperaron 646 y 10 han fallecido, según dijo el Ministerio de Salud este 28 de mayo.

Esto marca una diferencia frente a Nicaragua que le ha permitido a los costarricenses comenzar el desconfinamiento. El primer paso fue el 16 de mayo con la reapertura de lugares como cines, algunos parques nacionales, salones de belleza, gimnasios y talleres mecánicos.

Y ahora que las estadísticas muestran cierto optimismo, el ministro Salas aseguró en rueda de prensa que las autoridades están pensando en ampliar el desconfinamiento para incluir, a partir del próximo lunes, la apertura de todos los parques nacionales, museos y hoteles al 50 % de su capacidad.

Sin embargo, la preocupación sigue siendo los más de 300 kilómetros que comparte este país con Nicaragua pues entre las dos naciones históricamente ha habido un flujo constante de migración que ha cambiado la pandemia. Desde que llegó el Covid-19 a los dos países, los costarricenses han prohibido el ingreso de 13.111 personas extranjeras, de las cuales más del 90 % venían de Nicaragua, según los datos del Ministerio de Seguridad.

 

Coronavirus en Argentina: confirmaron otros 769 casos, la mayor cifra diaria

En un nuevo récord diario, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó este jueves otras 8 muertes y 769 nuevos casos de coronavirus ​detectados en el país en las últimas 24 horas.

Se trata del reporte con más positivos desde el inicio de la pandemia. El anterior había sido el 24 de mayo pasado, con 723. En total, Argentina suma 14.702 contagios y 508 víctimas fatales.

 

 

Fuentes: ntn24.com / bbc.com / infobae.com / france24.com / clarin.com