El suplente de Grenell, Robin Quinville, será el embajador interino hasta que el presidente estadounidense Donald Trump designe un reemplazo, indicó el portavoz.

Grenell, de 53 años, anunció su renuncia el lunes por la noche en Washington mientras visitaba a Trump. Ya  había renunciado previamente como coordinador ejecutivo de inteligencia del gobierno la semana pasada después de que el Senado confirmara a John Ratcliffe para el puesto.

“Hoy renuncié oficialmente al Departamento de Estado. Y el presidente Trump me dio un regalo de despedida: mi silla de gabinete. Los secretarios ‘en funciones’ del gabinete no obtienen sillas, pero el presidente Trump quería que tuviera la mía porque, como dijo: ‘Eres el primer secretario del gabinete abiertamente homosexual y eso una gran cosa'”, escribió Grenell en su cuenta de Instagram.

Grenell, que ha estado lejos de Berlín después de asumir un cargo en funciones en el servicio de inteligencia de Estados Unidos, fue largamente criticado en Alemania por sus comentarios combativos y su lealtad incondicional hacia Trump.

Durante su tiempo como embajador, Grenell también fue siempre crítico con la política alemana por los gastos de defensa, el acuerdo nuclear con Irán y el posible uso de la tecnología de Huawei en la nueva red móvil 5G.

 

Fuente: dw.com