El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó este viernes a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de realizar “acciones ideológicas” y amenazó con retirar al país de la entidad. La declaración llegó horas después de que la Organización Panamericana de la Salud, vinculada al organismo de la ONU, le reclamara una deuda por USD 24,2 millones.

De seguir adelante, Brasil seguiría el camino de Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, cortó vínculos con la OMS el pasado 29 de mayo. De hecho, Bolsonaro hizo referencia a la decisión de su homólogo en ocasión de su anuncio: “Estados Unidos dejó a la OMS. O trabaja sin prejuicios ideológicos o también nos vamos de allí. No necesitamos personas de afuera que den indicaciones sobre la salud aquí dentro”, expresó ante periodistas presentes fuera de su residencia, el Palacio de Alvorada.

La declaración sobre “prejuicios ideológicos” parece hacer referencia a los argumentos esbozados por Trump a la hora de anunciar la decisión de su gobierno: un sesgo favorable de la organización hacia China.

 

Fuente: infobae.com