El conocido activista de derechos humanos bahreiní Nabeel Rajab fue excarcelado este martes (09.06.2020), después de casi cuatro años de prisión por delitos relacionados con la libertad de expresión, básicamente publicar tuits y dar entrevistas criticando al gobierno de su país. Ahora tendrá que cumplir el resto de su condena bajo arresto domiciliario, informaron su familia y abogado.

La familia de Rajab emitió un comunicado en el que detalló que Abu Adam, nombre más íntimo con el que se conoce al activista, tiene un sistema inmunitario “débil” y es “vulnerable” frente al coronavirus, sin especificar si éste ha sido el motivo de su puesta en libertad. Además del arresto domiciliario, Rajab realizará servicios sociales para cumplir su condena, de la que aún le faltan tres años.

“Es un placer anunciar esta buena noticia (…) y pedimos a todos que entiendan las circunstancias sanitarias del país por el coronavirus”, dijo la familia en la nota, pidiendo disculpas a los “hermanos y hermanas” bahreiníes que no podrán verle de momento. En tanto, Mohamed al Jushi, el abogado del activista, agregó que su defendido logró beneficiarse de medidas “alternativas” para los tres años de prisión que aún le quedan por purgar.

Activista en la mira de las autoridades

Rajab es una figura del movimiento de protesta, esencialmente chiita, y hace años viene exigiendo una verdadera monarquía constitucional en el más pequeño país del Golfo, gobernado por una dinastía sunita. En febrero de 2018 fue condenado a cinco años de cárcel por criticar en Twitter a su Gobierno y al de Arabia Saudita. En esa red social expuso las condiciones de las prisiones de Bahréin. También se opuso a la intervención militar saudí en el Yemen.

En ese momento cumplía una sentencia a dos años de prisión por difundir “informaciones falsas” en entrevistas concedidas a medios de comunicación extranjeros.

“Nos congratulamos por la noticia de la liberación”, declaró a la AFP Aya Majzub, de la ONG Human Rights Watch (HRW). “Nunca tendría que haber sido encarcelado, pero estamos muy contentos de que finalmente se haya podido reunir con su familia”, añadió. El Bahrain Center for Human Rights también “saludó” la liberación de un “gran defensor” de los derechos humanos, publicando una foto de Rajab junto a sus familiares.

 

 

Fuente: dw.com