El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este martes que en medio de la pandemia de Covid-19 los sistemas alimentarios de todo el mundo están fallando y urge tomar acciones al respecto.

Por medio de un comunicado, el máximo representante de Naciones Unidas señaló que existe una emergencia alimentaria mundial inminente, lo cual podría tener un impacto a largo plazo en cientos de millones de niños y adultos.

Este año, unos 49 millones de personas adicionales pueden caer en la pobreza extrema debido a la crisis generada por la pandemia de Covid-19, y el número de quienes sufren inseguridad alimentaria o nutricional aguda se expandirá rápidamente, precisó.

Hay comida más que suficiente en el mundo para alimentar a una población de 7,8 mil millones de personas, pero hoy más de 820 millones que tienen hambre, lamentó Guterres.

Unos 144 millones de niños menores de cinco años tienen retraso en el crecimiento, es decir, más de uno de cada cinco infantes en todo el mundo, alertó el diplomático portugués.

Cada caída de punto porcentual en el Producto Interno Bruto global significa 0,7 millones de menores con retraso del crecimiento adicionales e, incluso en países con abundante comida, vemos riesgos de interrupciones en la cadena de suministro de alimentos, subrayó.

‘Necesitamos actuar ahora para evitar los peores impactos de nuestros esfuerzos para controlar la pandemia’, añadió.

Al presentar su resumen de políticas sobre el impacto de la Covid-19 en la seguridad alimentaria y la nutrición, Guterres llamó a una movilización para salvar vidas y medios de subsistencia, enfocando la atención donde el riesgo es más agudo.

Eso significa designar los servicios de alimentación y nutrición como esenciales, recalcó el secretario general y pidió asegurar que los paquetes de ayuda lleguen a los más vulnerables.

En segundo lugar, dijo, debemos fortalecer los sistemas de protección social para la nutrición, especialmente los dirigidos a menores de edad, mujeres embarazadas y lactantes, personas mayores y otros grupos en riesgo.

Tercero, debemos invertir en el futuro y ahora tenemos la oportunidad de construir un mundo más inclusivo y sostenible, señaló. ‘Brindemos un acceso más inclusivo a alimentos saludables y nutritivos para que podamos erradicar el hambre.’

Guterres también abogó por equilibrar la relación entre los sistemas alimentarios y el medio ambiente, transformándolos para que funcionen mejor con la naturaleza y el clima, y así reducir emisiones contaminantes.

 

Fuente: almayadeen.net