Los dos centros de coordinación sirio-rusos sobre el Regreso de los Desplazados sirios confirmaron que Washington sigue impidiendo la prestación de asistencia humanitaria mediante las Naciones Unidas a los desplazados en el campamento de Rukban, lo que podría provocar una propagación aguda de la pandemia del Covid-19.

Miles de desplazados sirios por el terrorismo viven en medio de pésimas condiciones de vida y falta de atención médica, alimentos y agua en el campamento de Rukban a consecuencia de la ocupación de la zona de Tanef donde se ubica dicho campo por las tropas de Washington y sus mercenarios.

En una declaración conjunta, los dos organismos denunciaron hoy que Estados Unidos continúa sus acciones desestabilizadoras contra Siria e impide el regreso de los desplazados a sus hogares, y agregaron que “la crisis humanitaria en el campamento de Rukban continúa debido a la retención forzada de los civiles a manos de los armados controlados por EEUU.

“La difícil situación en las áreas ocupadas por las tropas estadounidenses, incluidas Tanef y Al-Jazeera, se ve empeorando por la pandemia del Coronavirus”, indicó la declaración.

Alertó que la falta de ayuda médica adecuada, equipos de protección individual y kits de pruebas, así como la congestión y las malas condiciones sanitarias en que viven los desplazados podrían elevar las tasas de infección por Covid-19.

 

Fuente: sana.sy