El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania expresó su profunda preocupación por las sanciones de Estados Unidos contra algunos funcionarios de la Corte Penal Internacional (CPI) que investigan posibles crímenes de guerra cometidos por las fuerzas estadounidenses en Afganistán, y reafirmó su firme apoyo al tribunal.

“Hemos anotado con gran preocupación la declaración de Estados Unidos que da a la Secretaria de Estado la oportunidad, en algunos casos, de introducir restricciones de visa y sanciones económicas adicionales contra funcionarios de la Corte Penal Internacional”, dijo el ministerio en un comunicado.

Al señalar que Alemania es uno de los principales partidarios de la CPI, el ministerio dijo que confía “plenamente en su trabajo. Es una institución indispensable en la lucha contra la impunidad por los crímenes internacionales, y hoy se necesita más de lo que se ha necesitado nunca”.

“Rechazamos cualquier intento de presionar a la corte independiente, a su personal y a aquellos que trabajan con ella”, enfatizó el ministerio.

La Casa Blanca dijo en un comunicado el jueves que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó sanciones económicas contra los funcionarios de la CPI “directamente implicados en cualquier intento de investigar o procesar a personal de Estados Unidos sin el consentimiento de Estados Unidos”, así como la ampliación de restricciones de visa contra estos funcionarios y sus familiares.

La CPI autorizó en marzo una investigación sobre posibles crímenes de guerra en Afganistán, incluidos los cometidos por el Ejército estadounidense y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que podrían conducir a acusaciones contra personal militar y de inteligencia del país norteamericano.

 

Fuente: almayadeen.net