Alerta en China por la aparición de 57 nuevos casos de COVID-19, el peor saldo diario desde abril

China reportó el domingo 57 nuevos casos de COVID-19, la cifra diaria más elevada desde abril, a medida que crecen las preocupaciones por un posible resurgimiento de la epidemia en el país.

La Comisión Nacional de Salud anunció que 36 de esos casos eran infecciones domésticas en la capital, Beijing, donde el registro de nuevos casos ha provocado bloqueos en varios barrios residenciales.

Además, las autoridades procedieron al cierre de un mercado de carnes en la ciudad.

Reporteros de AFP vieron a cientos de policías, muchos con máscaras y guantes, y decenas de policías paramilitares desplegados en el mercado.

Los nuevos casos han provocado preocupaciones sobre la seguridad de la cadena de suministro de alimentos, y también se han cerrado algunos otros mercados en la ciudad.

Estos contagios hacen temer que la pandemia resurja en China, donde brotó en diciembre en la ciudad de Wuhan (centro). Las autoridades controlaron la expansión con un férreo confinamiento, que fue levantándose a medida que los contagios cedieron.

El organismo ha dicho que China continental ha presentado un total de 1.827 casos importados de coronavirus de los 1.744 han sido dados de alta y 83 permanecen hospitalizados.

Además, ha informado de que 3.358 personas continúan bajo observación médica tras haber tenido contacto cercano con algún paciente contagiado, aunque 542 terminaron la misma este sábado.

 

Científicos de Florida descubrieron que una mutación hace más infeccioso al coronavirus

Un equipo del Instituto de Investigación Scripps de Florida ha descubierto que una leve mutación genética en el coronavirus SARS-CoV-2 incrementa de manera significativa su capacidad para infectar las células, según un comunicado de la institución. La viróloga Hyeryun Choeautora principal del estudio, dijo que pudieron determinar en los sistemas de cultivo celular que “los virus con esa mutación son mucho más contagiosos que los que no la tienen”.

Los investigadores indicaron que la mutación afecta la proteína espiga, una estructura en el exterior del virus que utiliza para ingresar a las células. Si se confirman los hallazgos, sería la primera vez que se demuestra que los cambios observados en el virus tienen importancia para la pandemia. Lo que hace la mutación D614G es incrementar hasta 4 o 5 veces el número o la densidad de “espigas” funcionales existentes en la superficie viral y, a la vez, hacerlas más flexibles. Las espigas, que le dan al virus su aspecto de corona, son precisamente las que le hacen capaz de infectar las células, apuntando a los receptores celulares ACE2.

El equipo realizó dos experimentos. En uno, crearon virus sustitutos inofensivos mediante herramientas comunes, incluyendo retrovirus y partículas llamadas viroides. Cada uno fue diseñado con las características proteínas de “espiga” del coronavirus que le permiten adherirse a la superficie de las células como si fueran una cinta adhesiva. Los científicos descubrieron que los virus con la mutación D614G eran más resilientes y tenían casi cinco veces más proteínas de espiga funcionales que los virus sin esa mutación para infectar las células.

En otro experimento, hallaron que los virus que portaban la mutación D614G infectaban el tejido de las células con mucha mayor eficiencia que los virus sin esa mutación. Farzan mencionó que tal vez la diferencia se derive de una propiedad biológica de la mutación que le proporciona más flexibilidad a la proteína de espiga y la estabiliza.

Los investigadores señalaron que cuando se desarrollen las vacunas para el coronavirus, deberán servir tanto para la variante D614G como para las demás.

 

Coronavirus: China y Estados Unidos preparan una reunión de alto nivel en Hawaii para intentar disminuir la tensión

Los gobiernos de China y Estados Unidos están ultimando los preparativos para celebrar una cumbre de alto nivel en Hawaii en un intento de resolver las múltiples tensiones que han deteriorado las relaciones entre ambos países a su momento más frío en las últimas décadas, según fuentes próximas a las negociaciones al portal Politico y al South China Morning Post.

La delegación estadounidense estaría encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien se vería las caras con una figura próxima a Estados Unidos, el exministro de Exteriores y actual director de la comisión de Exteriores del Partido Comunista Yang Jiechi

De concretarse la cita, será la primera vez que altos responsables de ambos países se reúnan en persona para intentar abordar los múltiples puntos de fricción que les enfrentan.

Pompeo asegura que “hay una enorme cantidad de pruebas” de que el virus se originó en el Laboratorio de Wuhan. Para el funcionario de Donald Trump, China “hizo todo lo posible para asegurarse de que el mundo no se enterara a tiempo” sobre COVID-19. “Fue un clásico esfuerzo de desinformación comunista”, sentenció. Pompeo, además, denunció que “el Partido Comunista Chino sigue bloqueando el acceso a sus laboratorios al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente”.”Tenemos que entrar ahí. Todavía no tenemos las muestras del virus que necesitamos”, agregó.

EEUU critica abiertamente el papel del gigante asiático en la pandemia, que ha infectado a más 7 millones de personas y ha matado a más de 425.000 en todo el mundo. Trump, como Pompeo, cree que Beijing ocultó información importante sobre el brote, por lo que le exigió que se hiciera “responsable”. Para el gobierno norteamericano, China encubrió la noticia del virus silenciando o “desapareciendo” a los médicos que hablaron, destruyendo las pruebas del virus en los laboratorios y negándose a proporcionar muestras vivas a los científicos internacionales que estaban trabajando en una vacuna.

 

Nuevos focos de coronavirus en Italia ya dejan un centenar de contagiados y cinco decesos

Dos nuevos focos de coronavirus aparecieron en los últimos días en Roma, uno en un hospital y otro en un edificio ocupado que fue puesto en cuarentena, causando la preocupación de las autoridades sanitarias, informaron este sábado fuentes coincidentes.

En total, estos dos nuevos focos contabilizaban más de un centenar de personas contaminadas y cinco decesos, indicaron las autoridades sanitarias del Latium, región de la capital italiana, reseña AFP.

Un primer foco está situado en el hospital San Raffaele Pisana, en la periferia oeste de Roma, según Alessio d’Amato, el director de Salud de Latium.

Fueron contabilizados 104 casos positivos y cinco decesos, dos de los cuales, en las últimas 24 horas, dos mujeres de 89 y 92 años, precisó d’Amato.

Dos técnicos de la televisión Rai, que estuvieron en contacto con pacientes positivos, figuran entre los contaminados.

Un segundo foco apareció en un edificio ocupado de forma ilegal en un barrio periférico del sur de Roma, en Garbatella, según las autoridades sanitarias.

 

 

Fuentes: infobae.com / ntn24.com