Mientras Rusia, Irán, Cuba y Venezuela presionan a Cabo Verde para lograr la liberación de Alex Saab, la Fiscalía estadounidense mueve todas sus fichas para tener al testaferro de Nicolás Maduro en sus manos.

Este domingo 14 de junio las autoridades judiciales de Cabo Verde ordenaron prisión preventiva para el empresario colombiano Álex Saab, con lo cual ahora inicia un proceso que podría terminar con su extradición a Estados Unidos, o en su defecto su liberación.

“Cabo Verde no tiene un acuerdo bilateral de extradición con Estados Unidos, pero está vinculado a las convenciones de las Naciones Unidas que le obligan a cumplir con la solicitud, si se hace”, dijo el procurador general del país africano, José Landim.

Especialistas aseguran que mientras más tiempo pase para lograr la extradición de Saab, más se beneficia el régimen de Maduro y todos los aliados de Saab; sin embargo muestran optimismo ante lo que podría ser uno de los golpes más duros contra el régimen venezolano.

Para conocer más sobre quién es Alex Saab y sus tentáculos con el crimen organizado, PanAm Post entrevistó a Joseph Humire, especialista en Seguridad internacional y director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura.

A pesar de que por primera vez Humire escuchó el nombre de Saab en 2013, le ha seguido la pista desde hace aproximadamente tres años. Cuenta con documentos, información privilegiada y hasta con números de teléfono y de pasaportes utilizados por Saab durante estos años.

¿Cómo va el proceso de extradición de Alex Saab y por qué se ha retrasado? 

Lo que yo entiendo es que hay ventajas que tenemos en este momento que facilitan que termine con éxito la extradición de Saab a EEUU.

Lo que hay a nuestro favor es que hay un juicio contra Saab en Estados Unidos que se hizo público el año pasado, además hay una orden de captura a través de la Interpol y hay un convenio entre Cabo Verde y EEUU sobre lucha de narcotráfico y crimen organizado que permitiría su extradición.

Si hubiera existido un tratado de extradición, esos tratados facilitan el proceso que en algunos casos se logran en menos de 24 horas.

En este caso se tiene que seguir el proceso legal de acusación en Cabo Verde, y según lo que se está reportando podría durar semanas. Lo que sí sé es que mientras más tiempo se tome, más se favorece al bando de los malos.

Hemos visto a través de medios de comunicación la presunta participación de países como China, Rusia e Irán que estarían presionando para su liberación. ¿Qué papel juegan esos países?

Como se inició este proceso legal que lleva un poco de tiempo, eso ha abierto una ventana de oportunidades para que estos actores empiecen a buscar una forma para negociar su liberación.

Yo he visto los pasaportes diplomáticos de Saab; tiene tres colombianos, dos venezolanos y uno de Antigua y Barbuda y habría que ver si utilizó el pasaporte venezolano para ingresar a Cabo Verde. Pero ese es el argumento que el régimen de Maduro introdujo y el que Rusia está usando para negociar su liberación.

Si no puede lograr la liberación, entonces van a buscar negociar una especie de pacto legal donde solo se le juzgue por el caso de lavado de activos que hay en Estados Unidos y no con otros delitos.

En Estados Unidos tiene un solo cargo en su contra que es lavado de dinero el cual se vincula al caso del profesor de Miami en el Distrito Sur de Florida donde también esta vinculado su socio Álvaro Pulido Vargas.

La negociación sería asegurar con Estados Unidos que solo se enfoque en lo que está acusado Saab; porque yo creo que el temor que tienen es que Saab empiece a hablar sobre temas más estratégicos como tratados ocultos entre países como China, Irán, Venezuela.

Saab no es un simple lavador, él realmente es una pieza clave en la logística de estos poderes.

¿Pero EEUU no aprovecharía de sacar más información a Saab sobre otros temas?

Sí claro, en un mundo perfecto lo extraditamos, lo interrogamos, le sacamos toda la información que podamos y luego se enfrenta a la corte; pero como el mundo no es perfecto por eso se metieron países como Rusia, China e Irán.

Parece que Rusia es el principal interlocutor con Cuba que tiene su misión diplomática en el caso y Rusia estaría apoyando con la asesoría legal.

¿Qué es lo que Rusia no querría que se sepa?

Hay cosas que no quieres que tu enemigo (EEUU) sepa y no necesariamente son planes de ataque, lo que quieren proteger a todo costo son las fuentes y los métodos.

Cuáles son las fuentes que tendrían estos países en Estados Unidos para conocer sus acciones, esos secretos más o menos de Estado son cosas que Alex Saab podría saber; porque son fuentes que él habría utilizado para poder hacer su trabajo.

Rusia no está hablando solo, también está representando a China e Irán y se va a asegurar de que EEUU no tenga acceso a información.

Sabemos que Álex Saab está detrás de las negociaciones entre Irán y Venezuela, China por ejemplo también está detrás de los envíos de petróleo.

Los vuelos que viajaban de Irán a Venezuela, antes viajaban a China; entonces China también tiene un interés mayor en el caso. De hecho China tiene cómo influenciar en Cabo Verde porque empezaron a invertir allí en Turismo, en infraestructura, ha construido casinos, etc.

La influencia económica de China y la presión política de Rusia están al frente de esta negociación para tratar de liberar a Alex Saab.

¿Qué probabilidades hay de que Saab sea liberado?

Es algo difícil de saber porque yo no estoy en el medio de esas negociaciones, pero basándome en mis fuentes que están cerca de ese proceso, gracias a los antecedentes de este caso yo mantengo el optimismo.

Primero, soy optimista porque es lo que mis fuentes me dicen que lo sea; y segundo, este no es como el caso del Pollo Carvajal en Aruba porque en esa oportunidad no había orden de captura de Interpol en su contra, en esta oportunidad sí y además hay un juicio; es un caso bien trabajado.

Yo veo que Cabo Verde es un país que quiere tener una buena relación con Estados Unidos.

¿Qué trabajos hacía Alex Saab, cuáles son sus negocios sucios?

Es un empresario que ha prestado sus servicios al mundo del crimen organizado trasnacional, él está bajo sospecha de trabajar con carteles de droga en Colombia, México y la triple Frontera. Obviamente en Venezuela y otros países en el mundo.

Dentro del mundo oscuro, las organizaciones criminales buscan a estos empresarios para que trabajen del lado ilícito; eso no quiere decir que todos los negocios de Saab sean ilícitos.

Su socio, Álvaro Pulido Vargas, es tan conocido como el socio de Pablo Escobar; es conocido en Colombia por ser narcotraficante.

Esto no empezó con Maduro, me parece que él empezó a usar sus capitales para poder extenderse a nivel político en Colombia; pero lo que sí sabemos es que en Venezuela manejaba un esquema ilícito donde prestaba sus servicios y las cuentas bancarias de sus empresas, para programas estratégicos del Gobierno de Maduro, se conoce por el esquema de oro por comida, también está detrás del esquema de oro por gasolina.

Todos conocemos el programa de comida CLAP que fue bajo un esquema que se conoce como oro por comida donde él estaba exportando oro a Turquía, y Turquía hacía pagos a través de empresas en Hong Kong de distribuidores de comida ubicados en México. Saab hacía que la comida entrara con sobreprecio a Venezuela.

Alex Saab está ocupando espacios muy grandes dentro de las alianzas que tiene Maduro con Turquía, Irán y Rusia.

También se conoció en los últimos años los intereses de Alex Saab con empresarios mexicanos. En el marco de las investigaciones en su contra hay mucho que apunta a México y eso se hizo público cuando se reveló que la comida de los Clap se originaba de alló.

También se conoció que dentro de ese esquema de importación de los CLAP hay dinero del narcotráfico

Sí, y yo creo que ese es el argumento de la justicia norteamericana, porque él utilizó estos esquemas para lavar dinero para el narcotráfico.

¿Qué relaciones tendría Saab con Irán y el grupo terrorista Hezboláh?

Yo no puedo hablar mucho sobre eso porque es algo que todavía se está investigando, pero puedo mencionar que Hezbolá depende de redes de apoyo dentro de las comunidades libanesas para poder lavar su dinero. Donde sea que haya una comunidad libanesa de buen tamaño y buen capital es donde Hezbolá trata de penetrar.

Alex Saab es colombiano libanés en Barranquilla, y Hezbolá tiene grandes centros de redes de apoyo en toda la costa caribeña; empezó en Maicao y ahora es en casi todo el país. Para mí si se entiende eso y que ese es el modus operandi, no es muy difícil hablar de una posible alianza con Hezbolá.

¿Qué tan poderoso podría calificarse Alex Saab como para tener tanta presión internacional en relación con su captura?

Se dice que la información es poder, y él maneja mucha información. Él ha estado trabajando mucho tiempo en este tipo de cosas. Él tiene aproximadamente 25 años ofreciendo sus servicios al crimen organizado internacional.

Yo pienso que esto empezó mucho antes que Maduro, creo que esto inició con las FARC y Hugo Chávez.

Él ha podido multiplicar su capital, algunos dicen que puede tener hasta 15 mil millones de dólares; eso es más que el Producto Interno Bruto de algunos países pequeños.

Cuándo se habla de que Saab es testaferro de Maduro, ¿qué tan cercano es?

Aunque Maduro está con todo porque es el líder del cartel de los Soles y del régimen, yo conozco el nombre de Alex Saab más por ser el testaferro de Tareck El Aissami.

Pero El Aissami también tiene a Samark López…

Sí claro, es que ellos no tienen un solo testaferro, ellos son los más conocidos pero hay más.

Alex Saab es un gran testaferro para Tareck. Maduro es parte de esto porque es parte del régimen, pero Maduro no es el actor clave en las mafias del Medio Oriente. Desde 2013 yo sé que Alex Saab está vinculado a El Aissami.

La detención de Álex Saab le duele mucho más a Tareck El Aissami que a Maduro.

¿Qué tan duro puede ser el golpe de la captura de Saab para el régimen en Venezuela?

Yo siempre pienso esto, al régimen de Maduro hay que analizarlo como un Estado pero más como una red que mezcla las funciones de Estado con la de crimen organizado y el terrorismo internacional. Dentro de esas redes hay «nodos críticos» que son individuos, entidades o a veces paraísos fiscales que están conectados.

Por ejemplo, si hay una red con 2 000 entidades o individuos, se puede calcular que hay unos 20 nodos críticos en esa red. Si acabas con esos nodos críticos, esa red criminal se puede reducir de 2 000 a 200 o menos; entonces yo creo que dentro de la red de narcoterroristas del régimen de Maduro, Alex Saab es un nodo crítico.

Si puedes sacar del juego a Alex Saab eso es positivo para lograr la liberación del pueblo venezolano; sin embargo habría que encontrar a unos 20 más, por lo menos.

¿Con quién podría compararse Alex Saab en el mundo del crimen, se puede comparar su poderío con el de otra persona?

Podría compararse con el testaferro de Pablo Escobar pero es difícil compararlo. Yo lo compararía quizás con Al Capone, porque Saab es un empresario financiero que ofrece sus servicios a grandes poderes en el mundo.

Pero Al Capone era muy local en Estados Unidos, pero la forma en que opera es más como Al Capone.

Yo no veo a Alex Saab como un simple narco, yo lo veo como un arquitecto financiero que presta servicios a gente como El Chapo y después evaluó prestar sus servicios a Estados como Venezuela o Irán.

¿Usted ve la posibilidad de que Alex Saab delate a alguien o prefería «estar muerto» antes que dar información relevante contra sus aliados?

Sí, tal vez antes muerto. Estados Unidos tiene maneras de hacer que la gente hable, la cuestión es ver a qué niveles podemos llegar. Pero si no habla, pueden descubrirse datos importantes a través de su teléfono, por ejemplo.

Pienso que se puede sacar algunas cosas y no necesariamente de su boca. Por ejemplo a través del número de su celular o su teléfono encriptado los servicios de inteligencia podrían conseguir mucho más.

 

Por Sabrina Martín

Fuente: panampost.com