Facebook anunció este jueves que removió una serie de publicaciones de la campaña electoral del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por contener simbología usada por los nazis para identificar prisioneros políticos.

“No autorizamos los símbolos que representan a organizaciones o ideologías de odio, a menos que sea para condenarlas”, dijo Nathaniel Gleicher, director de reglamentos sobre ciberseguridad de la red social, interrogado el jueves en el Congreso sobre un artículo del diario The Washington Post que revelaba la existencia de esos anuncios.

“Eso es lo que vimos en este caso con este anuncio, y en cualquier lugar donde se use ese símbolo, tomaríamos las mismas acciones”, añadió Gleicher.

“Nuestras reglas prohíben recurrir a ese símbolo (…) sin el contexto que lo condene o cuestione”, precisó el portavoz de Facebook.

Los nazis obligaban a los prisioneros políticos de izquierdas a llevar ese triángulo rojo.

El movimiento de Facebook se produce en medio de un acalorado debate entre plataformas sociales y líderes políticos sobre qué contenido puede permitirse o prohibirse.

En un tuit de “Trump War Room”, la campaña sostuvo que el símbolo del triángulo rojo invertido era “ampliamente utilizado” en referencia al grupo activista de izquierda Antifa. Pero el grupo de vigilancia Media Matters respondió con un tweet diciendo que ciertamente no es el caso.

Desde principios de este mes, la campaña de Trump ha estado publicando anuncios “atemorizantes” sobre lo que dice que es un grupo de extrema izquierda llamado “antifa”, según Media Matters. El triángulo rojo invertido fue aparentemente una nueva adición al anuncio.

“A pesar de violar los términos del servicio de Facebook, los anuncios habían sido aprobados por Facebook en primer lugar”, dijo el presidente de Media Matters, Angelo Carusone.

Facebook ha rechazado firmemente los pedidos de los políticos de que se haga una verificación de datos, incluso pese a la súplica del aspirante demócrata de la Casa Blanca, Joe Biden, para reprimir lo que llamó la desinformación desenfrenada de la Casa Blanca.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que la plataforma evitará interferir en los discursos políticos, pero que reforzará el cumplimiento de sus reglas contra contenido de odio.

 

Fuente: infobae.com