¿Por qué hay menos contagios de Covid-19 en la zona andina de Bolivia?

(Por Javier Aliaga)

En la ciudad boliviana de La Paz, una de las capitales ubicadas a mayor altitud del mundo, 3.600 metros sobre el nivel del mar, hay diez veces menos contagios por coronavirus que los reportados en la próspera y pujante Santa Cruz, ubicada a 400 metros sobre el nivel del mar en el este del territorio boliviano.

Los datos están provocando una controversia entre científicos nacionales y del exterior, expertos en salud pública y en la misma población por la supuesta protección frente al coronavirus que brindaría vivir a gran altitud, aunque hay médicos que ven las teorías al respecto con cautela o escepticismo e insisten en no aflojar las medidas de seguridad.

El científico boliviano Gustavo Zubieta, director del Instituto Pulmonar y de Patología de la Altura (IPPA); su hija, la investigadora Natalia Zubieta, y el también boliviano Jorge Soliz, científico de la Universidad de Laval, de Quebec, han postulado la supuesta protección de la altitud en publicaciones que despiertan interés dentro y fuera del país.

“Como tenemos niveles tan altos de radiación ultravioleta, tenemos un efecto esterilizante sobre todo lo que cae. Esto juega un rol fundamental en esta pandemia”, afirmó Gustavo Zubieta en declaraciones a France 24.

El experto viene defendiendo la tesis del efecto desinfectante de los rayos ultravioleta a gran altitud hace dos años, pero sus nuevas publicaciones han tenido mayor eco y relevancia a la vista del menor número de contagios en zonas de gran altitud en Bolivia comparados con los del llano y la zona amazónica.

“Donde cae el sol se está esterilizando y eso disminuye la cantidad del contagio. Hay menos virus en el ambiente en la altura”, insistió, para luego anotar que la sequedad ambiental en la altitud también juega a favor de esa teoría.

Además, según el aporte de Soliz, quienes se han adaptado a vivir en la altitud tienen menos niveles de la enzima ACE2, que funcionaría como una puerta de ingreso del virus a los pulmones, lo que añadiría protección frente a un posible contagio.

“Los virus no pueden ingresar tan fácilmente como lo hacen a nivel del mar hacia el pulmón”, aseveró el director del IPPA al comentar el trabajo de su colega.

Las hipótesis tienen eco en los medios y muchas personas las han considerado como una explicación de por qué los contagios no han explotado en La Paz o en la ciudad vecina de El Alto, situada a 4.000 metros sobre el nivel del mar, donde la informalidad económica es grande y ha empujado a mucha gente a salir a las calles desoyendo la cuarentena que el país vive desde mediados de marzo en distintos grados.

El grupo de científicos bolivianos publicó en abril el estudio ‘¿La patogénesis del virus SARS-CoV-2, disminuye a gran altitud?’  analizando datos de Bolivia, Ecuador y el Tibet, y prepara, según anticipó Zubieta, una segunda publicación que muestra la disminución de la Covid-19 a medida que aumenta la altitud en un número mayor de países, que incluirá a Colombia y Perú.

 

La Unión Europea analiza prohibir el ingreso de ciudadanos estadounidenses cuando reabra sus fronteras

Los países miembro de la Unión Europea (UE), que han comenzado el proceso de reabrir sus economías y fronteras después de meses de restricciones de coronavirus, están evaluando la posibilidad de impedir la entrada de ciudadanos estadounidenses a sus territorios debido a la mala gestión del país ante la crisis del COVID-19. La reapertura de fronteras está pautada para el 1 de julio.

La información fue publicada por The New York Times este martes, después de que el diario accediera a los borradores de las posibles listas de viajeros aceptables.

Si es confirmada, los ciudadanos estadounidenses se encontrarían en la misma situación de prohibición que los brasileños y los rusos, lo cual representaría un duro golpe para el prestigio del país en el mundo. Es también un golpe contra el presidente Donald Trump, cuando hay más de 2,3 millones de casos y más de 120 mil muertes confirmadas por la enfermedad.

 

Las muertes por coronavirus en Estados Unidos ascienden a 121.176 y siete estados registraron récord de contagios

Estados Unidos alcanzó este martes la cifra de 2.342.739 casos confirmados de COVID-19 y la de 121.176 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del miércoles) es de 32.405 contagios más que el lunes y de 842 nuevas muertes.

La media de nuevos casos diarios en Estados Unidos ha vuelto a situarse por encima de los 30.000 por el actual repunte en estados como California, Florida, Texas y Arizona, que suman entre los cuatro cerca de la mitad de contagios de todo el país.

 

La vacuna contra el coronavirus desarrollada por la universidad de Oxford comenzó a ser probada en Brasil

La vacuna candidata contra el nuevo coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, comenzó a ser probada en Brasil, el segundo país con más casos y muertes por COVID-19 del mundo.

En el estado de San Pablo, el más rico y poblado de Brasil y el epicentro de la pandemia en el país, las pruebas con la posible vacuna contra el Sars-Cov-2 se iniciaron el pasado fin de semana tras lograr la aprobación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil.

La iniciativa es conducida por el Centro de Referencia para Inmunobiológicos Especiales (CRIE) de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp), coordinado por Weckx y con el apoyo financiero de la Fundación Lemann, del multimillonario brasileño Jorge Paulo Lemann.

En un comunicado, la Fundación Lemann celebró el inicio de los test de la vacuna candidata de Oxford en Brasil, aunque advirtió que los resultados no serán inmediatos.

“Los especialistas tienen un camino importante que recorrer antes de poder celebrar buenos resultados. Lo que vendrá después, todavía no lo sabemos”, señaló la fundación.

El proyecto pretende probar la vacuna en un grupo de 2.000 personas en Brasil, que se convierte así en el primer país en iniciar las pruebas en humanos fuera del Reino Unido para comprobar la inmunización contra el Sars-Cov-2.

 

Europa registró 140.000 muertes más de lo habitual entre marzo y abril

Un total de veintiún países europeos registraron alrededor de 140.000 muertes más que los decesos promedios durante los meses de marzo y abril, un aumento que pone en evidencia el impacto de la pandemia del coronavirus en el continente, según la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

El impacto de la pandemia se puede evaluar por el aumento en el número total de muertes por cualquier causa notificadas durante el brote”, subrayó Eurostat, que especificó que, entre los veintiún países para los que hay datos disponibles, “hubo alrededor de 140.000 muertes más durante las semanas 10 a 17 del año (marzo – abril) en 2020 que el número promedio de muertes durante el mismo período de los años comprendidos entre 2016 y 2019”.

Esos veintiún países son BélgicaBulgariaRepública ChecaDinamarcaAlemaniaEstoniaEspañaFranciaItaliaLituaniaLuxemburgoHungríaAustriaPortugalEslovaquiaFinlandiaSueciaIslandiaNoruegaSuiza Liechtenstein. El pico de muertes adicionales tuvo lugar, según la oficina comunitaria, en la semana 14, es decir, la que va de finales de marzo a principios de abril.

Los diferentes países europeos contribuyeron de manera desigual a este aumento de las muertes adicionales. Durante la semana 11, por ejemplo, la diferencia se explica principalmente por las muertes ocurridas en Italia, mientras que durante las semanas 12 y 13, nueve de cada diez muertes ocurrieron en EspañaItalia Francia, según Eurostat.

Por regiones, las áreas de Europa donde el aumento en el número de muertes fue especialmente significativo fueron el norte de Italia, la zona centro de España, incluida Madrid, el este de Francia y la región de París, así como algunas regiones belgas. Además, Eurostat señaló que el aumento de la mortalidad afectó más a los hombres que a las mujeres.

El colectivo más damnificado en veinte países, pues Alemania no se tuvo en cuenta para estos datos, fue el de los mayores de 70 años, cuyos decesos crecieron alrededor de un 40 % para los hombres y un 30 % para las mujeres, en comparación con las mismas semanas del periodo comprendido entre 2016 y 2019.

El aumento de muertes comenzó, según los datos de Eurostat, en la última semana de febrero (semana 9), concretamente en la provincia italiana de Lodi (Lombardía), donde se registraron más del doble de decesos que en la misma semana de los cuatro años anteriores.

En la semana 10, las provincias italianas de Bérgamo y Cremona empezaron a manifestar un alto crecimiento de decesos, una estela que continuaron las españolas Soria, Segovia y Madrid, y el Alto Rin (Francia) en la semana 12, cuando en dichas regiones se detectó más del triple de muertes que en la misma semana del periodo 2016-2019.

En las semanas 13 y 14, las áreas más afectadas incluyeron las provincias españolas de Guadalajara, Ciudad Real y Albacete. La semana 15 trajo una disminución en los valores generales de mortalidad en Italia y España. A lo largo de las semanas 16 y 17 (segunda mitad de abril) se generalizó un descenso de la mortalidad, pese a que Bélgica y Suiza todavía contabilizaban más del doble de muertes que las registradas en los últimos cuatro años.

 

Irán insta a llevar mascarilla tras récord de muertos diarios desde abril

El viceministro iraní de Salud, Alireza Raisi, exhortó este miércoles a la población a que lleve mascarilla sanitaria tras registrar el mayor número de muertes diarias por coronavirus desde principios de abril.

Irán anunció su primer caso de covid-19 el 19 de febrero y desde entonces se ha convertido en el país más golpeado de Oriente Medio. Durante la conferencia de prensa cotidiana, la portavoz del ministerio de Salud, Sima Sadat Lari, anunció 133 muertoe en las últimas 24 horas, el balance diario más alto desde el 6 de abril, cuando hubo 136 decesos.

Es la segunda jornada consecutiva con más de 100 fallecidos por el coronavirus y el número de muertos reportados desde el inicio de la epidemia se eleva a 9.996, precisó Lari.

 

El foco de Pekín está “controlado”

El nuevo foco de coronavirus, que infectó a 256 personas en Pekín a principios de junio está “controlado”, dijeron este miércoles las autoridades, pero el miedo se mantiene ante el riesgo de una transmisión de la infección.

Las autoridades se han apresurado para contener el brote ligado al mayor mercado mayorista en Pekín a raíz del anuncio, el 11 de junio, del primer caso, y han decretado un confinamiento parcial de la ciudad.

“La epidemia vinculada directamente con (el mercado) de Xinfadi, en Pekín, está básicamente controlada, pero al mismo tiempo hemos descubierto infecciones en viviendas y lugares de trabajo y casos de contagio comunitario”, dijo el portavoz de la Municipalidad Xu Hejian a la prensa. “La prevención y el control de la situación sigue siendo complicado y no podemos bajar en absoluto la guardia”, dijo.

Según las autoridades, 253 de los 256 casos reportados en Pekín estaban relacionados con el mercado de Xinfadi en el sur de la ciudad, mientras siguen rastreando los otros tres.

 

Austria permitirá actos al aire libre de hasta 10.000 personas en septiembre

El Gobierno austríaco anunció este miércoles una serie de nuevos alivios de las restricciones contra el coronavirus, centrados en la gastronomía y los grandes eventos, permitiendo a partir de septiembre hasta 10.000 personas en los estadios fútbol y conciertos al aire libre.

Austria fue a mediados de abril uno de los primero países europeos que volvió gradualmente a la normalidad tras un mes de confinamiento social y económico para frenar la epidemia.

En el sector de la gastronomía los empleados ya no tendrán llevar obligatoriamente mascarilla en el trabajo, dejando su uso como una opción voluntaria para trabajadores y clientes. A partir de julio se permitirá todos los deportes de equipo e individuales al aire libre y en interiores, sin necesidad de mantener el distanciamiento físico, aunque respetando las reglas de higiene y otras precauciones sanitarias.

 

Bulgaria prolonga “situación extraordinaria” tras repunte de casos

Bulgaria prolongará el estado de “situación epidemiológica extraordinaria” debido a un aumento significativo de contagios diarios, en medio de una polémica por el incumplimiento de las medidas de precaución por parte del propio primer ministro, Boiko Borisov, penado con una multa por su infracción.

El ministro búlgaro de Sanidad, Kiril Ananiev, anunció que la situación extraordinaria, una especie de alerta que permite a su cartera imponer medidas para frenar la pandemia -como cuarentenas y la obligación de cubrirse boca y nariz- y que iba a vencer el 30 de junio, se mantendrá al menos hasta el 15 de julio.

La medida fue adoptada después de registrarse 130 casos nuevos de coronavirus en las últimas 24 horas, según la emisora NovaTV. Bulgaria no contabilizaba una cifra tan alta de contagios diarios desde el récord del 19 de junio, que fue de 132 infecciones.

 

Primer caso de coronavirus en una cárcel griega

Las autoridades griegas están en alerta tras la detección de un primer caso de COVID-19 en una cárcel, en concreto en la de Korydalós, el mayor centro penitenciario del país, situado en la periferia de Atenas.

El preso, un libio de 35 años que compartía una celda con otras cinco personas, presentaba síntomas desde hace cinco días, pero no fue hasta el martes por la noche cuando fue trasladado a un hospital, donde dio positivo en la prueba de coronavirus. Según los medios locales, el reo no había tenido ningún contacto con el exterior, debido a las restricciones severas de las visitas y la cancelación de todos los permisos penitenciarios desde el estallido de la pandemia en Grecia, a comienzos de marzo.

Las autoridades pusieron en cuarentena a todo el pabellón de la cárcel, y equipos del organismo nacional de salud, EODY, se han trasladado al lugar para realizar pruebas a todo el bloque.

 

Migrantes rescatados en el Mediterráneo dan positivo

Veintiocho migrantes salvados en los últimos días en el mar Mediterráneo por la ONG alemana Sea-Watch y que se encuentran guardando cuarentena a bordo de una embarcación italiana frente a las costas de Sicilia (sur de Italia) han dado positivo en una prueba de coronavirus, informó este miércoles el presidente de esta región.

“Veintiocho migrantes positivos en COVID-19. Están en un barco atracado en Porto Empedocle, una solución que exigimos obstinadamente el 12 de abril pasado al Gobierno central para evitar el desarrollo de brotes en el territorio, sin poder controlarlos. Hoy nuestra solicitud se comprende mejor”, escribió el presidente de Sicilia, Nello Musumeci, en las redes sociales.

Italia declaró en abril que sus puertos no son seguros para el desembarco de migrantes rescatados en el Mediterráneo central debido a la pandemia del coronavirus y desde entonces permite a los socorridos guardar cuarentena en barcos italianos, a la espera de acordar su reubicación en Europa.

 

Rusia supera los 600.000 casos de COVID-19

Rusia superó este miércoles los 600.000 casos de la COVID-19 tras detectar durante las últimas 24 horas 7.176 nuevos contagios de la infección, informaron las autoridades locales.

“Durante la última jornada fueron registrados 7.176 nuevos casos en 84 regiones del país, entre ellos 2.272 personas (el 31,6%) sin síntomas clínicos”, comunicó el gabinete de crisis que gestiona la emergencia sanitaria en su informe diario.

En el foco de la COVID-19 en este país, Moscú, que este mismo miércoles acoge el desfile con ocasión del 75 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, fueron contabilizados 811 nuevos casos del nuevo coronavirus, la cifra más baja desde comienzos de abril. De esa forma, el total de los casos de COVID-19 en Rusia ascendió a 606.811 y en Moscú, a 216.906.

 

Fuentes: france24.com / infobae.com / dw.com