Alberto Fernández acusó este viernes a los Estados Unidos de romper la Unión de Naciones Suramericanas, la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe y el Banco Interamericano de Desarrollo. Fue después de presentar la nueva fase de la cuarentena, durante el cierre de un “Diálogo Virtual” que mantuvo con el ex presidente de Brasil, Lula da Silva organizado por la Facultad de Ciencias Sociales y que se llamó Pensar América Latina Después de la Pandemia.

Además, remarcando que extrañaba la presidencia de Lula da Silva -a quien invitó a comer un asado a la Argentina-, sentenció que “otra sería” la relación de Argentina con Brasil si gobernara el líder del Partido de los Trabajadores. Fue en un capítulo nuevo de la mala relación entre Alberto F. y el presidente Jair Bolsonaro, a su vez enemigo de Lula.

Fue sobre el final de la conferencia, y después de hablar Lula con inmensa nostalgia de su gobierno y de la alianza de la centroizquierda que gobernó la región, que Alberto F. tomó la palabra. Entonces hizo una exposición de su lucha sanitaria contra el COVID y poco antes del cierre también refirió con melancolía a lo dicho por el brasileño. “Querido Lula, yo no lo tengo a Néstor, no lo tengo al Pepe Mujica, no lo tengo a Tabaré, no lo tengo a Lugo, no lo tengo a Evo, no la tengo a Michelle, no lo tengo a Lagos, no lo tengo a Correa. No lo tengo a Chávez. A duras penas somos dos que queremos cambiar el mundo. Uno está en México, se llama Andrés Manuel López Obrador y otro soy yo. Y nos cuesta mucho discutir”.

Entonces volvió a la carga y elogiando a Lula dijo que lo escuchaba “contar cómo fue la construcción” de aquella alianza regional de centroizquierda, que él vio siendo jefe de gabinete de Kirchner. “El Mercosur primero, donde fuiste un personaje central, y la Unasur después, donde fuiste un personaje central. Y la voluntad que tenía América Latina de ser esa gran patria grande que se uniera para enfrentar el gran desafío de la globalización“. Entonces le preguntó a Lula “¿sabés qué me pasa hoy? Que los Estados Unidos rompieron el (sic) Unasur, y crearon el (sic) Prosur. Que no sólo les alcanzó eso. También hicieron todo lo posible porque la CELAC desaparezca. Y tampoco les alcanzó eso. Ahora fueron por el BID y todo el continente fue corriendo a apoyar que los Estados Unidos por primera vez en la historia también presida el Banco Interamericano de Desarrollo. Y nos hemos quedado dos países al margen de ese apoyo. El resto corrió presuroso en auxilio de Estados Unidos.”

La referencia al BID de Alberto Fernández apuntó directamente contra el candidato que acaba de proponer el gobierno de Donald Trump: su asesor directo en la Casa Rosada para los Asuntos Hemisféricos,  Mauricio Claver Carone. Este dirigente, de origen cubano americano, se retiró intempestivamente de la Argentina el mismo día que Alberto F. asumió el poder -el 10 de diciembre pasado- en rechazo al hecho de que el kirchnerismo recibiera en Buenos Aires a un funcionario chavista acusado de ser parte del aparato de represión del régimen.

El diálogo virtual entre Fernández y Lula de este viernes comenzó a las 17.30 después de que fuera reprogramado para que no coincidiera con el anuncio del endurecimiento de la cuarentena. Lo organizaron Carolina Mera y Natalia Salvo de “UBA Sociales” y fue inaugurado por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Eduardo Valdes, y entre otros, habló el ministro de Educación argentino, Nicolás Trotta. También participó Adolfo Pérez Esquivel.

A lo largo de las ponencias todos destacaron la lucha del kirchnerismo y del propio Alberto Fernández por el “Lula Libre”. El expresidente de Brasil salió en libertad en noviembre de 2019, tras pasar 19 meses preso por casos de corrupción, y fue justo cuando Alberto F. se alzó con la presidencia. El presidente argentino incluso lo visitó en la cárcel, causando más ira de Bolsonaro, que suele tirar sus propios dardos a Fernández. Nunca se vieron Fernández y Bolsonaro.

“Querido Lula no sabés lo que extrañamos que vos no seas el presidente de Brasil. Porque otro sería el vínculo y otra sería la posibilidad de que nosotros podamos trabajar en el continente. Pero un cómico argentino decía, ‘siempre que llovió paró y esto también va a pasar y otra vez los pueblos de América Latina van a volver a ponerse de pie, y como San Martín y Bolivar enseñaban otra vez vamos a construir la patria grande y recuperaremos la dignidad que tuvimos cuando vos presidías Brasil y Néstor la Argentina”-.

Este viernes hablaron todos en su ponencia sobre el llamado “lawfare”, la supuesta guerra judicial contra opositores, que en su visión tendría como el fin de anular la carrera política de quienes dejaron el poder salpicados por casos de corrupción y envueltos en un manto de sospecha: Lula, Cristina Kirchner, Rafael Correa, entre otros. El mismo Alberto F. dijo este viernes que los procesos contra Lula no “son muy distintos a lo vivido por Cristina en Argentina y a lo que vivió Correa en Ecuador”. A Lula le dijo que fue el que más sufrió porque además de perseguirlo lo encarcelaron, dijo. “Todos sistemas en los que se mezclaban procesos judiciales absolutamente forzados para construir imágenes delictivas que después profusamente circulaban en los medios”.

“La pandemia es una gran oportunidad para lograr más igualdad. Tenemos que revisar todo. Para dar un paso más y que la mujer tenga los mismos derechos. Es una gran oportunidad para que respetemos la diferencia. Lo distinto”, cerró Fernández.

 

Por Natalia Niebieskikwiat

Fuente: clarin.com