La capital de China está siendo afectada por algo más que el virus. Ahora, una tormenta de granizo golpeó la ciudad. Pero la forma del las piedras sorprendió a los residentes locales.

Varios ex periodistas de CNN trabajan ahora para un brazo de propaganda de China en el extranjero, produciendo informes acordes con la narrativa del régimen comunista.

Y las críticas de EE.UU. a las políticas de Beijing están creciendo. El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, añade su voz. Advierte que la ideología comunista es un problema para todo el mundo.

 

Done para apoyar nuestro trabajo: http://bit.ly/DonateToCIF

Fuente: NTD en español