El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartió este domingo un video de un enfrentamiento entre manifestantes opositores y partidarios de su gobierno en el que un hombre elogia el “poder blanco”, antes de eliminarlo tras las protestas que suscitó.

“Gracias a la gran gente de The Villages”, tuiteó Trump sobre la filmación. “La izquierda radical no hace nada. Los demócratas caerán”.

La filmación, aparentemente realizada en la comunidad de jubilados The Villages, en Florida, muestra a un hombre que conduce un carrito de golf con los letreros “Trump 2020” y “America First” que grita reiteradamente “poder blanco” y al que un manifestante increpa tratándolo de “racista”.

Trump tuiteó el video poco después de las 7.30. Pero a las 11 de la mañana ya no era visible en su cuenta de Twitter y la Casa Blanca emitió un comunicado en el que señala que el presidente no escuchó las alusiones al “poder blanco”.

“El presidente es un gran admirador de The Villages. No escuchó la única declaración hecha en el video”, declaró el portavoz de la Casa Blanca Judd Deere. “Lo que sí vio fue un tremendo entusiasmo de sus muchos seguidores”.

Trump ha sido acusado reiteradamente de avivar las tensiones raciales, incluso en medio de las protestas generadas en todo el país tras la muerte del afroestadounidense George Floyd por un policía blanco, hace justo un mes. Floyd murió después de que un policía blanco de Minneapolis le pisó el cuello con la rodilla durante varios minutos.

Desde entonces ha habido protestas contra la brutalidad policial y la parcialización de los tribunales y también ha surgido un movimiento para retirar los monumentos confederados, además de que ha sido derribadas varias estatuas, un esfuerzo al que Trump se ha opuesto.

El mandato de Trump parece haber envalentonado a los grupos nacionalistas y supremacistas blancos, algunos de los cuales le han mostrado apoyo.

Ya en junio de 2017, refiriéndose a los enfrentamientos entre neonazis y antirracistas en la ciudad de Charlottesville, Virginia, el presidente había declarado que había “personas muy buenas de ambos lados”.

“Hoy el presidente compartió un video de personas gritando ‘poder blanco’ y dijo que eran ‘geniales'”. Al igual que lo hizo después de Charlottesville”, tuiteó unas horas más tarde el candidato presidencial demócrata Joe Biden.

“Estamos en una batalla por el alma de la nación, y el presidente ha elegido un bando. Pero no se equivoquen: es una batalla que ganaremos”.

El Comité Nacional Demócrata afirmó por su parte que el país “necesita un presidente que cure las heridas de (la) nación y una al pueblo estadounidense, no un demagogo que intente dividir a través del miedo y la intolerancia”.

El video de The Villages provocó una reacción inmediata en las redes sociales, y los aliados de Trump fueron presionados para que se refirieran a él en los programas de entrevistas del domingo por la mañana.

El único senador negro del Partido Republicano, Tim Scott, entrevistado en el programa “Estado de la Unión” de CNN, calificó el video de “ofensivo”. “Creo que es indefendible. Deberíamos eliminarlo. Eso es lo que creo”, dijo.

También en CNN, el secretario de Salud de Trump, Alex Azar, afirmó que no había visto las imágenes ni el tuit de Trump. “Pero, obviamente el presidente, su administración o yo mismo jamás apoyaríamos la supremacía blanca o discriminaciones de ningún tipo”, dijo.

 

Fuentes: AFP, AP, ANSA, clarin.com