Un grupo de científicos chinos descubrió una mutación del virus de la influenza con potencial de convertirse en una pandemia. La información científica indica que los cerdos son los portadores del nuevo virus, con alto índice de transmisión en humanos.

El gran temor en China es que el virus siga mutando y eso derive en contagios sin control en las personas, ya que presenta características similares.

Según el medio británico BBC, el virus denominado G4-EA-H1N1 ya registró los primeros casos entre trabajadores de mataderos y de la industria porcina en China, a quienes se les administraron vacunas contra la influenza A-H1N1, pero los primeros resultados no mostraron mejoría en los infectados.

Los científicos escriben en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences que se deben implementar rápidamente medidas para controlar el virus en los cerdos y monitorear de cerca a las poblaciones de trabajo.

Si bien advierten que no es un riesgo inmediato, sí afirman que este G4-EA-H1N1 tiene todos los componentes de una “posible catástrofe” de no estudiarse con celeridad y exactitud.

En ese sentido la bióloga del Centro Internacional Fogarty, de Estados Unidos, Martha Nelson aseguró que la probabilidad de que esto desate una nueva pandemia “es baja”. Aunque sí reconoció que hay que estar alertas, ya que “la influenza puede sorprendernos”.

De esa manera recordó lo que ocurrió con la cepa pandémica H1N1 -que saltó de los cerdos a las personas-, hasta que aparecieron los primeros casos en humanos en 2009. “Existe el riesgo de que descuidemos la influenza y otras amenazas en este momento” de COVID-19, apuntó.

 

Fuentes: clarin.com