Era una pieza clave en el elenco original de Néstor y Cristina Kirchner: acompañó su ascenso desde los inicios políticos en Río Gallegos hasta los largos años en la Casa Rosada, y conocía muchos de sus secretos. Algunos los ventiló en la justicia como arrepentido en el caso de los cuadernos de las coimas. Otros se los llevó a la tumba.

Cerca del mediodía, ante la prensa, el juez Carlos Narvarte confirmó el hallazgo del cuerpo del ex secretario presidencial, y sostuvo que se encontraba “enterrado en el fondo” y negó que haya estado maniatado, como se había dicho por la mañana. Sí tenía un golpe en la cabeza y había señales de uso de “arma blanca”, según los primeros indicios que se describieron del hallazgo en un cabaña en El Calafate. En ese lugar, además, se hallaron elementos que pertenecían a Gutiérrez.

Como hipótesis sobre los móviles del homicidio, el juez habló de un “crimen extorsivo o pasional que continúa bajo investigación”, mientras permanecen cuatro personas detenidas desde el viernes por la noche. Se trata de dos jóvenes Facundo (19) y Santiago (23) Zaeta, hijos de Oscar Zaeta, dedicado al rubro inmobiliario.

También quedaron detenidos, Juan Carlos Monzón Muñoz (35) dedicado al rubro hotelero y servicios de catering, y Martín Andrés Gómez Chávez (23) de la ciudad turística, nieto de un ex intendente peronista de El Calafate. Todos ellos están bajo investigación judicial y se busca determinar el rol que cada uno habría tenido en torno al crimen de Gutiérrez.

Fabián Gutiérrez estaba desaparecido desde el jueves a la noche y la búsqueda se inició después de hallar rastros de sangre y su teléfono celular en un terreno en la villa turística, más específicamente en una obra en construcción. Su familia avisó a la Policía provincial después de que su madre, Teresa García, fuera hasta su domicilio, ubicado en Zona de Chacras, y no lo hallara.

Las pruebas recolectadas condujeron al juez Carlos Narvarte hacia el último domicilio después de que -según informaron fuentes judiciales- uno de los jóvenes de apellido Zaeta se quebrara durante la indagatoria. Antes, la Justicia ya había detectado que el vehículo de Gutiérrez tenía señales “de lucha y un espejo roto”.

Finalmente, tras los cinco allanamientos que se produjeron en la madrugada del sábado por orden del juez Narvarte, se confirmó que el cuerpo del ex secretario privado de los Kirchner fue hallado en una de las viviendas que se allanó después de la confesión de uno de los detenidos. El cuerpo estaba enterrado en un patio, “con un golpe en la cabeza”, y todo indica que el homicidio se habría cometido en la casa de Gutiérrez y su cuerpo “trasladado en la camioneta blanca que estaba en el domicilio” donde fue hallado. En esa cabaña en la que encontraron el cuerpo de Gutiérrez había elementos que eran de su propiedad. No más de 25 cuadras separaron una vivienda de la otra.

 

Qué había dicho Fabián Gutiérrez como arrepentido

Como arrepentido, habló de bolsos que viajaban a El Calafate, de “espacios destinados a guardar los bolsos que eran inaccesibles para todos y sólo ingresaba Néstor Kirchner​”.

En octubre de 2018, hubo conmoción y sorpresa en los Tribunales de Comodoro Py cuando el ex secretario presidencial, imputado en la causa de los cuadernos del las coimas, decidió convertirse en arrepentido. Entre sus dichos, sobresalió la ratificación sobre el tráfico de bolsos a Santa Cruz. La versión no sorprendió. El ex piloto del Tango 01, Sergio Velázquez, dijo ante el juez Bonadio que en los aviones de la flota presidencial se trasladaban bolsos, aunque no dio precisiones sobre su contenido.

En su larga declaración, Gutiérrez no escatimó palabras para describir cómo fue “trabajar de sol a sol” para Cristina Kirchner: declaró que “ninguno de los secretarios” quería trabajar con ella. Habló de “espacios en la casa de Río Gallegos y El Calafate para guardar bolsos”, y contó que en los momentos en que los misteriosos paquetes llegaban a esos domicilios, Néstor Kirchner los hacía retirarse “y después podíamos ingresar” de nuevo, ya sin los bolsos a la vista. Habló del “odio de De Vido a Cristina” y de compras por entre 4.000 y 6.000 dólares en los viajes oficiales de la ex Presidenta. Todos los datos constan en la declaración de Gutiérrez ante la Justicia por la causa de los cuadernos.

 

El derrotero de Gutiérrez​

El secretario contó que sus primeros pasos cerca de los Kirchner fueron en la gobernación de Santa Cruz. Luego trabajó en el ministerio de Desarrollo Social que condujo Alicia Kirchner, después pasó al ministerio de Trabajo “desempeñándome como inspector, posteriormente en la obra social provincial, después en la Secretaría General en el área de Protocolo, y en otras reparticiones del Estado”. En esos cargos Gutiérrez transitó las tres gobernaciones de Néstor Kirchner en la provincia. Cuando llegó la campaña de 2003 “pasé a trabajar en Casa de Santa Cruz con Valerio Martínez, Daniel Muñoz y Miriam Quiroga”, dijo en su confesión como “arrepentido”.

Pasé a desempeñar el cargo de Secretario Adjunto del Presidente. Pasada una semana de la asunción presidencial, Kirchner me cita en su despacho y me dice que mi tarea concreta sería el acompañamiento de la Primera Dama y senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner, en todo momento”, contó Gutiérrez y añadió: “Yo no recibí muy gustoso esa tarea: dado su carácter fuerte nadie quería trabajar con ella”.

Gutiérrez contó que una de la obligaciones que tenía era “acompañar en los viajes oficiales a la Primera Dama junto al presidente, o a veces sola. En esas ocasiones la acompañaba, por ejemplo, cuando iba de compras. Ella elegía qué quería comprar y luego yo iba con el dinero y lo retiraba. Las sumas que solía gastar rondaban los 4.000 a 6.000 dólares en total por viaje”.

¿Por qué renunció a su cargo de secretario? Porque después de un viaje a Jerusalén “tuvimos una fuerte discusión porque en el hotel yo había ido al baño y ella me requería, entonces ella me reprochó esa situación y discutimos. A mi regreso presenté la renuncia”.

“La mayor parte de los viajes llevaba valijas con candado, era el único que las tocaba y se ubicaba con las mismas en la parte trasera pasando el área presidencial, entre la sala que solían usar los periodistas y la cocina. Lo hacía de manera reservada”.

Al referirse a las valijas, Gutiérrez añadió, “yo no vi el contenido, pero se comentaba y yo también pensaba que contenían dinero”.

 

La muerte de Néstor Kirchner fue una ruptura de aquellas rutinas. El ex secretario contó que cuando asume como presidenta Cristina Kirchner, “Néstor Kirchner hacía sus actividades en la Quinta de Olivos. Cuando muere Néstor cambian los personajes, ya que Muñoz se retira y los secretarios habituales desaparecen. El nuevo entorno de la Presidenta era sustancialmente el grupo de La Cámpora, Máximo Kirchner con el Cuervo Larroque, Cabandié, Wado de Pedro entre otros de la agrupación”.

Tras alejarse del Gobierno nacional, Gutiérrez se radicó en El Calafate, donde crecieron sus emprendimientos y adquirió varias propiedades. ese movimiento de dinero se volvió tan significativo que levantó sospechas. A partir de allí, empezaron a rodearlo la causas por enriquecimiento ilícito y lavado.

En 2003, cuando llegó desde Santa Cruz, tenía $ 52.590, y cuando dejó el Gobierno nacional, declaró un patrimonio de $ 402 mil.​ En seis años, su patrimonio creció 765 por ciento. 

 

Mariana Zuvic tras la muerte del ex secretario de Cristina Kirchner: “Fabián Gutiérrez era quien más la padeció, quien más confesó y la perjudicó”

Mariana Zuvic, una de las mayores denunciantes de las maniobras de corrupción del kirchnerismo, habló hoy tras el hallazgo del cuerpo sin vida del exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez, que fue asesinado y luego enterrado en la ciudad santacruceña de El Calafate.

“Fabian era quien más los conoció, quien más sabía. Quien más la padeció, quien más confesó y la perjudicó”, sostuvo en referencia primero al matrimonio Kirchner y luego, específicamente, a la actual vicepresidenta de la Nación.

55, diputado nacional de la UCR y otro de los denunciantes de la corrupción de la década kirchnerista, también se refirió a la muerte de Gutiérrez. “Es una señal de alarma y un mensaje para los testigos protegidos de la corrupción K. Es imperioso que el Gobierno refuerce la seguridad de ellos”, dijo.

 

El Estado tendría que haber garantizado su seguridad

“La aparición sin vida de Fabián Gutiérrez, uno de los arrepentidos procesados en la causa de los cuadernos, es un hecho institucional gravísimo. Más allá de los presuntos móviles que la justicia debe investigar, el estado tenía la responsabilidad de garantizar su seguridad. Lejos de alimentar especulaciones, exigimos el pronto esclarecimiento de los hechos que rodean a la muerte de Fabián Gutiérrez”, expresó Luis Naidenoff, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio y del Bloque UCR en el Senado de la Nación, que preside Cristina Kirchner.

Desde la oposición en la Legislatura bonaerense, la senadora provincial Felicitas Beccar Varela fue aún más allá: “Lamento la aparición sin Vida de Fabián Gutierrez testigo clave en una de las causas de corrupción más grandes de nuestra Historia. Una vez más el asesinato, caratulado como “suicidio” del Fiscal Nisman, toma relevancia. ¿Un Modus Operandi?”, se preguntó en Twitter.

El diputado nacional radical de Mendoza, Luis Petri, exigió una respuesta oficial del gobierno. “Es llamativo el silencio oficial respecto de Fabián Gutierrez. Exigimos que el Ministerio de Justicia aclare si se encontraba en el Programa de Protección de Testigos y Arrepentidos, y qué tipo de seguridad y protección se le estaba dando”, señaló.

Ante un comentario de la diputada Graciela Ocaña, el que salió a responder fue Aníbal Fernández. Antes de que se confirmara el hallazgo del cuerpo de Gutierrez, Ocaña señaló: “El Gobierno Nacional deber dar explicaciones por el paradero y seguridad de Fabián Gutiérrez. La derogación de la Agencia Nacional de Protección de Testigos fue un acto de desamparo, desprotección y abandono a quienes declararon en causas de corrupción”.

Y Aníbal Fernández, interventor en Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), le salió al cruce: “Aquí la campeona mundial del hablemos sin saber un carajo. El Sr. Fabián Gutierrez no integraba el programa de Testigos Protegidos. A usted la abandono la Sra. Cordura y la Sra. Decencia de larga data”.

 

La reacción oficial tras la muerte de Fabián Gutiérrez: “Es vergonzoso hacer una vinculación política”

“La irresponsabilidad de funcionarios del gobierno anterior no reconoce límites. Hacer conjeturas y esa inmediata vinculación política habla de la bajeza personal. Es vergonzoso. Pero lo hicieron siempre. Se siguen manejando con la misma bajeza”, expresó el secretario de Justicia, Juan Martín Mena.

Las declaraciones del funcionario tuvieron lugar luego de que desde Juntos por el Cambio se emitiera un duro comunicado en el que se calificó la muerte de Gutiérrez de “crimen de extrema gravedad institucional”, al recordar que el exsecretario había declarado como arrepentido contra su exjefa en la causa de los cuadernos de las coimas. Además, se cuestionó que no hubiera tenido vigilancia del Estado en su carácter de testigo de un caso tan relevante.

Desde el Gobierno Nacional se mantiene cierto hermetismo respecto al asesinato de Gutiérrez, y dejan en mano de la Justicia el esclarecimiento de lo sucedido. “Ahora corresponde la investigación de las autoridades competentes, es muy prematuro e irresponsable aventurar cualquier cuestión”, sostuvo Mena.

El empresario Fabián Gutiérrez fue encontrado muerto la mañana de este sábado por la Policía de Santa Cruz en una vivienda de la localidad de El Calafate, luego de que tres de los detenidos por el caso de su desaparición confesaran ante la Justicia que lo habían asesinado, según informaron los investigadores. Además, precisaron que el cuerpo presentaba un golpe en la cabeza y un corte en el cuello.

 

Fuentes: clarin.com / tn.com.ar