El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y su homólogo alemán, Heiko Maas, discutieron el tema de las medidas económicas coercitivas unilaterales e ilegales impuestas a Siria.

Durante una llamada telefónica, Lavrov señaló que la solución a la crisis en Siria solo puede alcanzarse por medio de un proceso político dirigido e implementado por los propios sirios, con el apoyo de las Naciones Unidas y basado en un compromiso con la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Siria, de acuerdo con la resolución No. 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, declaró la Cancillería rusa en un comunicado.

Según la nota, el ministro ruso señaló las consecuencias negativas de las sanciones económicas ilegales impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea a Siria, y que siguen vigentes a pesar del llamado del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, para reducirlas a la luz de la propagación de la pandemia del coronavirus.

Durante la conversación telefónica, se abordó la cuestión de proporcionar asistencia humanitaria a todos los sirios en todas sus zonas sin politizar, discriminar y proponer condiciones previas.

El comunicado agregó que “los dos ministros intercambiaron puntos de vista sobre las discusiones que tienen lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU en relación con las perspectivas del mecanismo de transporte de ayuda transfronteriza a Siria”.

En este sentido, Lavrov destacó la necesidad de hacer que la ayuda humanitaria a Siria “sea compatible con las realidades de la situación en el país y los criterios del derecho internacional humanitario que exigen una coordinación con el gobierno sirio.

 

Fuente: sana.sy